Soldados leales al Gobierno libio reconocido internacionalmente celebran la recuperación de Bengasi de manos de los yihadistas
Soldados leales al Gobierno libio reconocido internacionalmente celebran la recuperación de Bengasi de manos de los yihadistas - AFP

Italia autoriza a EE.UU. a lanzar operaciones con drones contra Daesh en Libia desde Sicilia

Daesh pretende transformar al país norteafricano, a 300 kilómetros de las costas italianas, en el faro yihadista del continente

Corresponsal en RomaActualizado:

Los terroristas de Daesh se han propuesto transformar a Libia en el faro yihadista de África. Por ese motivo, se comprende la preocupación de Italia: la guerra está a sus puertas, a 300 kilómetros de sus costas. Para afrontar este peligro, después de un año de negociaciones Italia ha autorizado a Estados Unidos a que utilice la base militar de Sigonella, en Sicilia, con el fin de lanzar ataques con drones (aviones no tripulados) contra objetivos de Daesh en Libia.

La noticia, aparecida por primera vez en «The Wall Street Journal», ha sido confirmada por la ministra de Defensa italiana, Roberta Pinotti, quien ha precisado que Italia se reserva el derecho de dar permiso al Pentágono cada vez que parta un dron de Sigonella.

Italia no quiere ser tomada como cómplice en ataques contra Daesh

«Las operaciones tendrán la finalidad de la defensa contra el terrorismo. Los estadounidenses deberán realizar una petición puntual a nuestro Gobierno cada vez que se utilice un medio que parta desde Sigonella. Negociación significa que hemos querido aclarar el papel protagonista de Italia en una estrategia compartida de lucha contra el terrorismo y estabilización de Libia», manifestó la ministra de Defensa al «Mesaggero».

Esta prudencia italiana, en permitir solo operaciones de defensa, tiene una explicación: Italia ha rechazado hasta ahora dar carta blanca a Estados Unidos para evitar ser acusada de complicidad en acciones de ataque. El presidente de EE.UU., Barack Obama, considera fundamental desde hace tiempo extender las misiones contra Daesh en Libia, donde se han refugiado muchos yihadistas que han huido de los bombardeos en Irak y Siria.

Evitar a muerte de civiles

Por eso Obama ha presionado al primer ministro italiano, Matteo Renzi, para que su Gobierno autorizara operaciones ofensivas como la realizada el pasado viernes contra un campo de entrenamiento de Daesh en Sabratha, al noroeste de Libia; una misión que partió desde la base británica de Lakenheath y ocasionó la muerte de algunos civiles y una treintena de yihadistas, entre éstos seguramente el organizador de los atentados contra el museo del Bardo de Túnez y el hotel de la playa de Sousa.

Pero, por ahora, Matteo Renzi ha rechazado permitir operaciones de ataque por temor a que aumente la oposición interna, especialmente si con los ataques de los drones se producen muertes de civiles.