La reina Isabel II en el Royal Ascot, una competición hípica
La reina Isabel II en el Royal Ascot, una competición hípica - EFE

«The Sun» vuelve a manipular a la Reina en su campaña contra la UE

Un portavoz del Palacio de Buckingham ha subrayado que la institución «no comenta conversaciones privadas que Isabel II podría o no podría haber tenido»

LONDRESActualizado:

El pasado 9 de marzo, “The Sun”, el diario amarillo de Rupert Murdoch que ha pedido el voto para Leave, publicó una llamativa portada con foto de Isabel II y un grueso titular que decía: “La Reina apoya el Brexit”. En un gesto inédito, Buckingham elevó una queja al organismo de autorregulación de los editores de prensa, IPSO. El diario tabloide se basaba en unos supuestos comentarios de la Reina en 2011, cuando ni siquiera se había convocado la consulta, y fue forzado a rectificar. Lo hizo, pero a regañadientes, ocultando la corrección en un faldón de una página interna. El filtrador de la supuesta conversación luego se supo que fue Michael Gove, el ministro colíder de Leave.

Ahora el periódico, el de mayor venta del país, con 1,7 millones de ejemplares, ha repetido la jugada, publicando la misma foto de marzo en gesto de desafío y con este título: “’Dame tres buenas razones para estar en Europa’”. Y de antetítulo: “Lo que la Reina pregunta a sus invitados”. Una utilización de la figura de la soberana en vísperas de la votación. Palacio ha reiterado que “la Reina está por encima de la política y se trata de una decisión del pueblo británico”.

La fuente es un biógrafo de la soberana, Robert Lacey, que contó en su blog el chascarrillo de que la Reina habría preguntado eso a sus invitados en una comida en los últimos meses en una de sus residencias. “La Reina no vota, pero definitivamente es euroescéptica”, asegura Lacey. También alega que “está siendo escrupulosamente neutral” y que solo hizo la pregunta porque “le gustan los debates robustos en la mesa”. Lacey no asistió. Parece ser que sí habrían estado los príncipes Andrés y Ana.

La posición de la Reina sobre la UE es discutible. El año pasado en su visita a Alemania hizo un discurso que elogió la paz y cooperación entre los pueblos europeos, que podría haberse dado por europeísta. En los actos de cierre de su cumpleaños de hace dos semanas, también dejó una frase que Remain podría haber aprovechado, aunque no lo hizo: “Espero que estas felices celebraciones nos recuerden los muchos beneficios que pueden fluir cuando las personas se unen para un propósito común como familias, amigos o vecinos”. Un posible guiño a no romper.