Islamistas protestan en Karachi tras la absolución de la cristiana Asia Bibi esta semana
Islamistas protestan en Karachi tras la absolución de la cristiana Asia Bibi esta semana - EFE

Gobierno y radicales pactan no dejar salir del país a Asia Bibi

En el acuerdo, las autoridades se comprometieron además a la liberación de todos los arrestados en las protestas

ISLAMABABActualizado:

Saif-ul-Malook, abogado de la cristiana Asia Bibi, absuelta el miércoles por el Tribunal Supremo de su condena a muerte por blasfemia, abandonó este sábado Pakistán rumbo a un país desconocido por motivos de seguridad. Después de que en los últimos días miles de islamistas radicales del Tehreek-e-Labbaik Pakistán (TLP) paralizasen varios puntos del país con protestas contra la absolución de Asia, su letrado salió de Pakistán a primera hora de la mañana, confirmó él mismo al diario local Express Tribune.

Ul-Malook alegó que también estaba recibiendo amenazas por parte de otros abogados, si bien se mostró dispuesto a regresar para defender a la cristiana en la apelación presentada ante el Supremo contra su absolución si el Ejército le proporciona seguridad, según el periódico.

El máximo órgano judicial absolvió el miércoles a Asia y anuló una condena de muerte por blasfemia con el argumento de que observaron «graves contradicciones» y constataron «mentiras» en el testimonio de las dos mujeres que la denunciaron. Casi inmediatamente después de la decisión judicial, los islamistas se echaron a las calles de todo el país, provocando la casi paralización del mismo durante tres días, con muchas carreteras cortadas y colegios cerrados.

Tras varios días de protestas, Pakistán permaneció ayer en calma después del acuerdo entre el Gobierno y los islamistas para pedir ante la Justicia que la cristiana Asia Bibi, absuelta de una acusación de blasfemia, no pueda abandonar el país mientras se revisa el caso. El Gobierno paquistaní se comprometió en la noche del viernes a dejar el paso libre para que los islamistas soliciten ante la Justicia la prohibición de salida del país de Asia Bibi mientras el Supremo estudia un recurso contra su absolución.

Pese a que el Supremo exculpó a Asia Bibi el miércoles, la madre católica de cinco hijos, convertida en un icono mundial de la persecución religiosa de las minorías cristianas, no pudo abandonar la cárcel por aparentes «gestiones burocráticas». La falta de voluntad del Gobierno de Imran Khan de anticipar la decisión de la Justicia, para prever la salida del país de Asia Bibi el mismo día de la anulación de la condena, ha enfurecido a las organizaciones que luchan por su libertad.

A espaldas de la Justicia

En el acuerdo, que se desglosa en cinco puntos consensuados por el islamista TLP y el Ejecutivo, las autoridades se comprometieron además a la liberación de todos los arrestados en las protestas que en los tres últimos días han casi paralizado el país, con carreteras cortadas y colegios cerrados.

Un compromiso conmutado por la calma y la normalidad de la jornada de ayer, a costa de la flagrante violación de la sentencia de la Justicia. La portavoz de la Policía de la provincia oriental del Punyab, Nabeela Ghazanfar, confirmó a Efe que ya no hay manifestaciones en ningún punto de la región y que el tráfico fluye sin problemas tras el pacto de anoche.

«Todas las carreteras están despejadas a lo largo del Punyab y la vida ha vuelto a la normalidad, no hay información de ninguna protesta en marcha en la provincia», solo en un templo de Lahore, la capital provincial, se congregan unos «pocos» simpatizantes del TLP, añadió.

Incluso la principal protesta en la capital del país, en el área de Faizabad, ha sido disuelta, indicó a Efe un portavoz de la Policía de Islamabad, Bashir Ahmed, quien precisó que «todas» las carreteras están desbloqueadas y la situación es «normal». En cuanto a la sureña Karachi, la capital financiera del país, también amaneció sin rastro de las sentadas y protestas protagonizadas hasta el viernes por el TLP.