Alberto Fujimori, a su salida de la clínica
Alberto Fujimori, a su salida de la clínica - REUTERS

Fujimori abandona la clínica donde estuvo ingresado tras recibir el polémico indulto de Kuczynski

«Fujimori tiene enfermedades crónicas que padecen los ancianos en Perú, pero ninguna de las cuales amenaza su vida», dice su doctor

Corresponal en PerúActualizado:

El ex presidente Alberto Fujimori Fujimori salió esta madrugada de la clínica «Centenario» de Lima, adonde llegó de emergencia un día antes que el gobernante Pedro Pablo Kuczynski le otorgará el indulto humanitario.

El ex jefe de estado (1990-2000) que fue condenado a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad, secuestro agravado y corrupción abandonó la clínica en una silla de ruedas acompañado de su hijo menor, Kenji Gerardo.

En el trayecto a la casa de 1.900 metros donde vivirá Fujimori, ubicado en el acomodado distrito de La molina, Kenji Gerardo tuiteó una foto y un vídeo donde dijo: «Estamos en la (avenida) Javier Prado, Pa».

En la casa los esperaban los otros hijos de Fujimori: Keiko Sofía, Hiro Alberto y Sashi, quienes luego posaron junto a su padre en la fuente de agua de la nueva vivienda paterna.

El doctor especialista en cáncer Elmer Huerta señaló que Fujimori, de 79 años, padece malestares y enfermedades propios de su edad y que ninguno de ellos significa que pongan en riesgo su vida.

«De acuerdo a la junta de médicos, las condiciones carcelarias podrían hacer que su cáncer regrese. Este hecho, desde el punto de vista médico, no tiene ninguna razón, Fujimori tiene enfermedades crónicas que padecen los ancianos en Perú, pero ninguna de las cuales amenaza su vida, por ello, el indulto es una decisión enteramente política».

Enfrentamiento de hermanos

En medio de la alegría familiar de los Fujimori por la salida del patriarca, los hermanos Keiko Sofía, lideresa del partido «Fuerza Popular», y el congresista Kenji Gerardo están enfrentados desde que Kuczynski llegó al poder: mientras ella dirige la bancada parlamentaria que le destituyó 5 ministros de estado y apoyo la moción de destitución contra PPK, Kenji Gerardo le brindo su apoyo político a cambio de la libertad de su padre.

El enfrentamiento entre ambos hermanos ha causado que el menor de los Fujimori señale en su cuenta de Twitter que los principales asesores de su hermana Keiko Sofía, Pier Figari y Ana Vega, «han conspirado por años, sistemáticamente, contra la libertad de Alberto Fujimori. Hoy, ambos en la sombra continúan atentando contra la gobernabilidad del país. Ellos son el problema. Reconciliación = Reestructuración».

Es decir, Kenji Gerardo espera retomar el poder dentro del partido de su hermana Keiko Sofía, quien a través del comite de disciplina lo ha suspendido por 120 días acusándolo de deslealtad.

El benjamín de los Fujimori también desafío a su hermana durante la votación donde se iba a determinar la destitución de Kuczynski tras haberse revelado que fuera consultor de la constructora Odebrecht entre 2004 y 2007, período en el que fue ministro de estado durante el gobierno de Alejandro Toledo (2001-06). Kenji Gerardo consiguió, con la ayuda telefónica de su padre, que otros nueve congresistas se abstuvieran de votar a favor de la destitución de PPK, salvándolo de dejar la presidencia.

Según pudo conocer este diario, este hecho ha sido considerado «una traición» para los allegados a Keiko Sofía y anunciaron sanciones y destituciones a los congresistas desobedientes.

El enfrentamiento entre hermanos se calmó porque a los tres días de ser salvado de la destitución Kuczynski anunció el indulto humanitario y la gracia presidencial al patriarca del clan.

Diversos analistas han señalado que 17 años después de haber renunciado a la presidencia a través de un fax en Tokio, Japón; Fujimori volvió al poder porque el destino de Kuczynski está atado a cómo arregle el desencuentro entre Keiko Sofía, que dirige una bancada de cerca de 60 congresistas, y Kenji Gerardo, que dirige una bancada de cerca 10 congresistas.