EFE

Una española, tras el atentado de Estrasburgo: «Me quedaré en casa hasta que cojan al tirador»

«El mercado navideño está cerrado, los colegios no dan clases y hay mucha policía», asegura

Actualizado:

«Prefiero quedarme en casa hasta que lo cojan», asegura la española Estrella González Ortega, que vive con su marido en el barrio de Neudorf de Estrasburgo, en el que se han estado buscando al autor del tiroteo que acabó anoche con la vida de tres personas en esta ciudad francesa. González tenía hoy clase de francés en un centro de formación de la zona, pero no ha acudido ante la alerta reinante por el hecho de que el tirador continúe suelto. Su esposo, que justo ahora estaba de vacaciones, también está en el domicilio, pendientes ambos de las noticias que van llegando.

«El mercado navideño está cerrado, los colegios no dan clases y hay mucha policía», asegura.

Cuando se produjo el tiroteo en la noche del martes, ella ya estaba en casa, pero ese mismo día había estado en el mercado navideño en cuyas inmediaciones se produjeron los hechos. «Estuve comiendo allí, es un mercado que ocupa varias plazas y hay mucha gente», aunque cuando en el momento del tiroteo ya no debía de haber tanta afortunadamente, apunta.

Aunque asustada por este incidente, explica que, «habiendo vivido toda la vida en Madrid, allí también hemos tenido sustos…».