turquía

Erdogán contra Paul Auster

El primer ministro turco responde a las críticas del escritor acusándole de usar doble rasero con Israel

corresponsal en estambul Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Que a Erdogán no le gustan las críticas es de sobra conocido. Lo ha vuelto a poner de manifiesto esta mañana, al responder públicamente a los comentarios del escritor estadounidense Paul Auster, en el que mencionaba el alto número de periodistas y escritores encarcelados en Turquía.

Auster es muy popular en este país, donde se han traducido 25 de sus obras. Su última novela, “Diario de invierno”, se ha publicado en Turquía antes que en ningún otro país, incluyendo EE.UU. Por ello, la semana pasada el escritor concedió una entrevista al diario “Hürriyet”, en la que opinaba sobre la situación del país.

Auster es un amante declarado de Turquía, así como un admirador del fundador de la República, Mustafá Kemal “Atatürk”, de quien dijo en la entrevista: “Es uno de los líderes más importantes del siglo XX”. También mencionó su devoción por el poeta turco Nazim Hikmet, fallecido en 1963.

“He rechazado ir a Turquía debido al alto número de escritores y periodistas encarcelados, a pesar de haber recibido algunas invitaciones. ¿Cuántos hay, un centenar?”, le dijo Auster a la periodista Buket Sahin. “¿Qué está pasando en Turquía? Turquía es el estado que más me preocupa. Yo no voy a países que no tienen leyes democráticas, aunque me inviten. Declino invitaciones de China. Protesto contra esos gobiernos”, afirmó.

Desafío

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogán, ha contestado esta mañana a Auster en una rueda de prensa en la que ha tratado todo tipo de temas. “¿Qué diferencia nos supone que usted venga o no?”, ha dicho Erdogán, desafiante.

Pero además, el premier turco no ha dudado en sacar a colación uno de sus temas favoritos: el estado israelí. “Este autor fue a Israel por última vez en 2010. Israel, un país ilimitadamente democrático, secular, de libertades y derechos humanos”, ha asegurado, irónicamente. “¿Acaso no hay lluvias de bombas en Gaza?”, ha dicho.

Y dirigiéndose de forma retórica a Auster, ha concluido: “Qué hombre más ignorante es usted. Israel es un estado totalmente religioso”. Posteriormente, el primer ministro ha continuado refiriéndose a otros asuntos.