La joven estudiante bajo el grito «No voy a sentarme» impidió la deportación del solicitante de asilo - Elin Ersson Facebook

La dramática protesta de una estudiante sueca evita la deportación de un hombre a Afganistán

Elin Ersson ha compartido en su cuenta de Facebook el vídeo que muestra cómo impidió la expulsión de un solicitante de asilo

Actualizado:

Una activista estudiantil a bordo de un avión en el aeropuerto de Gotemburgo ha impedido la deportación de un solicitante de asilo afgano de Suecia al negarse a sentarse hasta que el hombre fuese retirado del vuelo.

Elin Ersson, cuya página de Facebook dice que es estudiante en la Universidad de Gotemburgo, compró un billete para el vuelo de Gotemburgo a Turquía después de que ella y otros activistas de asilo descubrieran que un joven afgano iba a ser deportado, según la prensa sueca.

Cuando entró en el avión, Ersson comenzó a transmitir su protesta en inglés. El video recibió más de medio millón de visitas el martes.

Frente a la simpatía y la hostilidad de los pasajeros, el video muestra a Ersson luchando por mantener la compostura. «No quiero que le quiten la vida a un hombre solo porque no quieres perder tu vuelo», dice ella. «No voy a sentarme hasta que la persona esté fuera del avión».

A pesar de que miembros de la tripulación intentaron impedir que grabara el vídeo Ersson dice: «Estoy haciendo lo que puedo para salvar la vida de una persona. Mientras una persona esté de pie, el piloto no puede despegar. Todo lo que quiero hacer es detener la deportación y luego cumpliré las reglas aquí. Todo esto es perfectamente legal y no he cometido un crimen ».

Cuando un pasajero enojado, intenta apoderarse de su teléfono, ella le dice: «¿Qué es más importante, una vida o tu tiempo? ... Quiero que baje del avión porque no está seguro en Afganistán. Estoy tratando de cambiar las reglas de mi país, no me gustan. No está bien enviar personas al infierno ».

Después de un tenso enfrentamiento, durante el cual las autoridades del aeropuerto se negaron a usar la fuerza para expulsar a Ersson, los pasajeros rompieron en aplausos cuando el solicitante de asilo fue sacado del avión.

Swedavia, la compañía que administra el aeropuerto Landvetter en Gotemburgo, confirmó que un solicitante de asilo afgano y tres miembros del personal de seguridad habían abandonado el avión, seguidos por Ersson.

Papel del Gobierno sueco

La protesta resalta la oposición interna al duro régimen de asilo de Suecia. El gobierno está interesado en mantener las expulsiones de los solicitantes de asilo mientras el país se dirige a unas elecciones en septiembre que se libran en gran medida en materia de inmigración y asilo, y los demócratas de Suecia, de extrema derecha, muestran una fuerte presencia en las urnas.

Este mes, un deportado afgano fue liberado de un vuelo antes de que saliera de Gotemburgo después de protestar a gritos a bordo.

Después de que los talibanes invadieron un hotel en Kabul en enero y mataron a 22 personas, y una bomba matara a más de 100 personas, Suecia suspendió brevemente las deportaciones a Afganistán. Pero la Junta de Inmigración de Suecia respalda su evaluación de que el país es seguro para los solicitantes de asilo cuyas solicitudes han sido denegadas.

La junta dijo que esperaba que decenas de miles de casos de deportación fueran entregados a la policía mientras el país continuaba procesando una acumulación de solicitudes de asilo luego de que 163,000 personas reclamaran asilo en Suecia en 2015.

Desde entonces, Suecia ha hecho que sea mucho más difícil para los refugiados ingresar al país y las solicitudes de asilo han disminuido considerablemente.

Los medios locales dijeron que el hombre que debía ser deportado el lunes había desaparecido, pero Deutsche Welle informó que todavía estaba bajo custodia y sería deportado en una fecha posterior.