Berlusconi, en el Senado de Roma en diciembre - AFP

Berlusconi será juzgado por prostitución de menores el 6 de abril

La jueza milanesa Cristina Di Censo envía a juicio inmediato al primer ministro italiano por supuestos delitos de cohecho e incitación a la prostitución de menores en el caso Ruby

ROMA Actualizado:

La tensión política en Italia ha alcanzado el máximo nivel, tras conocerse que Silvio Berlusconi, de 74 años, debe comparecer el próximo 6 de abril en el Tribunal de Milán por los presuntos delitos de cohecho y prostitución de menores.

La juez Cristina Di Censo ha aceptado la petición que le había hecho la Fiscalía de Milán el pasado miércoles para procesar al primer ministro por el rito inmediato. Se emplea esta fórmula, en lugar del proceso ordinario, que es más lento, cuando existe la “evidencia de la prueba”.

Para la juez Di Censo no hay dudas: las pruebas de culpabilidad de los dos presuntos delitos enviadas por los fiscales son evidentes. En su dictamen, la jueza afirma que el Tribunal de Milán es competente para los dos presuntos delitos imputados a Berlusconi, en contra de la opinión de sus abogados que argumentan que la competencia para juzgar al jefe del Gobierno debe ser el tribunal de ministros.

El colegio que juzgará a Berlusconi estará formado por tres mujeres: Carmen D'Elia, Orsola de Cristofaro y Giulia Turri.

Berlusconi tiene 15 días

El primer ministro dispone ahora de 15 días hábiles para decidir si recurre a un procedimiento alternativo al rito inmediato, como podía ser el abreviado, que en caso de condena le supone un descuento de un tercio de la pena.

Los dos presuntos delitos son infamantes y los fiscales presentan sus pruebas en casi 800 páginas que forman parte de la causa enviada a la juez Cristina di Censo. El de cohecho se relaciona con la llamada efectuada por “Il Cavaliere” a la comisaría central de Milán en la noche del 27 de mayo para que liberasen a Karima El Mahroug, con el apodo de “Ruby robacorazones”, de origen marroquí, que entonces tenía 17 años.

Ruby se encontraba detenida en la comisaría tras haber sido denunciada por robo. Berlusconi presionó por su liberación con la justificación de que la joven marroquí era sobrina del ex presidente egipcio Hosni Mubarak.

Recientemente trascendió que Mubarak llegó a expresar su disgusto a Berlusconi, al tener conocimiento de que había sido citado en esta rocambolesca historia montada por el ministro italiano. Una historia que no han creído los fiscales y que, según la oposición, es una “colosal mentira” ideada por ”Il Cavaliere” para justificar su presión a los funcionarios de la comisaria.

Sin precedentes

En cuanto al delito de prostitución de menores se refiere a la presunta relación sexual que Berlusconi habría mantenido con Ruby, pagándole con dinero y regalos, en el curso de 13 visitas a su residencia de Arcore, siendo consciente de su minoría de edad.

La situación que se ha creado para Berlusconi y para Italia es sumamente delicada, porque ver a un primer ministro sentado en el banquillo de los acusados por un presunto delito de prostitución de menores no tiene precedentes en el mundo.

De ahí que la noticia haya causado gran impacto en Italia y en el mundo, con un sinfín de reacciones.

Silvio Berlusconi, que se encontraba hoy en Catania (Sicilia), no ha acudido a una rueda de prensa que tenía prevista sobre los problemas creados por el desembarco de miles de tunecinos, y decidió regresar con urgencia a Roma, sino evidente del dramatismo con que se está viviendo este momento en Italia.

Por el momento, el más duro ataque contra los magistrados de Milán lo ha lanzado el ministro de Justicia, Angelino Alfano: “Este asunto pone en juego la soberanía y la independencia del Parlamento. Los magistrados no han tenido en cuenta lo que votó hace unas semanas el Parlamento”, es decir, que el caso era competencia del tribunal de ministros y no de un tribunal ordinario.

La oposición pide su dimisión

Su partido, El PDL, defiende con firmeza al Berlusconi. El ministro para la Actuación del Programa, Gianfranco Rotondi, asegura que “nunca en la historia de Italia se había visto como ahora una utilización de la justicia con fines políticos, por lo que se hace necesaria la intervención del Jefe del Estado”.

La oposición, al unísono, pide la dimisión del primer ministro y un adelanto de las elecciones generales. El portavoz del Partido Democrático en la Cámara de Diputados, Dario Franceschini, ha manifestado que “Berlusconi debe dimitir para evitar a su país el bochorno ante el mundo de tener un primer ministro procesado por prostitución de menores y cochecho”.

Quiere llevar el caso a Monza

El primer ministro desea llevar el caso sobre prostitución de menores a Monza por considerar que la residencia de Arcore, donde presuntamente se cometió el delito, está bajo la jurisdicción de esa provincia. Al quitarle la competencia a Milán, los abogados de “Il Cavaliere” esperan contar con unos jueces más benévolos para afrontar el cargo de prostitución de menores, castigado con una pena de seis meses a tres años cárcel. Así evitarían que fuera juzgado por las tres magistradas del tribunal de Milán.

En cuanto al presunto delito de cohecho, que contempla una pena desde cuatro hasta 12 años de prisión, la defensa de Berlusconi afirma que se debe ocupar el tribunal de ministros.