El expresidente egipcio Mohamed Mursi
El expresidente egipcio Mohamed Mursi - reuters

EE.UU. se muestra «profundamente preocupado» por la condena a muerte a Mursi

Critica los juicios y condenas masivas, «que se realizan de una forma inconsistente con las obligaciones internacionales de Egipto y el Estado de Derecho»

Actualizado:

El Gobierno estadounidense se ha mostrado «profundamente preocupado» este domingo por la condena a muerte del expresidente Mohamed Mursi por su participación en una fuga masiva de presos hace cuatro años.

«Estamos profundamente preocupados por otra condena a muerte masiva realizada por un tribunal egipcio a más de 100 acusados, entre los que se encuentra el expresidente Mursi», ha afirmado una fuente del Departamento de Estado.

«Hemos criticado de forma consistente la práctica de juicios y condenas masivas, que se realizan de una forma inconsistente con las obligaciones internacionales de Egipto y el Estado de Derecho», ha afirmado el oficial.

Tanto Mursi como el 'número dos' de Hermanos Musulmanes, Jairat al Shater, han sido condenados por conspirar con «milicias extranjeras» en una sentencia pendiente de ratificación por la autoridad religiosa que es el Gran Mufti y abierta a apelación.

Sobre Mursi pesa ya una condena a 20 años de cárcel por ordenar el arresto y la tortura de manifestantes durante los últimos días de su mandato, en julio de 2013, antes del golpe de estado militar que acabó con su presidencia.

Junto al expresidente han recibido la misma condena otros 105 miembros de la organización islámica, una de las más importantes del mundo, a la que perteneció en sus inicios antes de desvincularse parcialmente de ella para iniciar su carrera hacia la Presidencia del país.

Varias organizaciones como Amnistía Internacional, el propio Hermanos Musulmanes -considerado «grupo terrorista» por el Gobierno egipcio- o gobiernos como el de Turquía han criticado esta condena.