Manifestantes anti-China protestan en la embajada china en Hanoi en Vietnam
Manifestantes anti-China protestan en la embajada china en Hanoi en Vietnam - afp
TENSIÓN EN EXTREMO ORIENTE

Las disputas territoriales de China dividen a los países del Sudeste Asiático

Solución de compromiso de la cumbre de Asean para alertar sobre los últimos incidentes de Pekín con Vietnam y Filipinas

Actualizado:

Las disputas territoriales que China mantiene con todos sus vecinos dividen a la región. Así se ha visto el fin de semana durante la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) celebrada en Birmania, que quedó empañada por los recientes incidentes que el régimen de Pekín ha tenido con Vietnam y Filipinas en el Mar del Sur de China por sus supuestos yacimientos pesqueros, de gas y petróleo.

La semana pasada, patrulleras chinas y vietnamitas se dispararon con sus cañones de agua en una escalada de la tensión que fue incluso criticada por la ONU. El motivo: el traslado con una flotilla de 70 barcos militares de una plataforma petrolífera china a unas aguas próximas a las islas Paracelso, que Hanoi reclama por hallarse a 130 millas náuticas de sus costas. Frente a dicho argumento, Pekín asegura que estas aguas caen dentro de su plataforma continental y, por tanto, de su zona de exclusión económica de 200 millas náuticas. Cuando las patrulleras de la Armada vietnamita intentaron cortarle el paso a la flotilla, las de la Marina china lanzaron sus chorros de agua y un par de barcos hasta chocaron. Como consecuencia del enfrentamiento, Hanoi asegura que dos de sus buques sufrieron graves daños y seis marineros resultaron heridos.

Un incidente preocupante porque China y Vietnam ya libraron en 1979 una breve guerra por otra disputa fronteriza. «Esta es la primera vez que China, unilateralmente, trae una plataforma petrolífera y la instala en la plataforma continental y zona de exclusión económica de un país de Asean», denunció en un comunicado el primer ministro de Vietnam, Nguyen Tan Dzung.

Pero los rifirrafes no se quedaron ahí, ya que Filipinas, que también mantiene serias disputas territoriales con Pekín, detuvo la semana pasada a once pescadores chinos por capturar tortugas protegidas cerca de las islas Spratly. Aunque Pekín ha pedido su liberación, el presidente filipino, Benigno Aquino III, ha hecho oídos sordos y ha alertado del expansionismo chino ante el foro de Asean. Como Pekín reclama la mayor parte del Mar del Sur de China, lo que también le enfrenta a Malasia, Brunéi y Taiwán, Aquino III ha pedido que un tribunal de la ONU resuelva esta disputa. Pero Pekín rechaza tal solución y, consciente de su posición de fuerza, prefiere negociar bilateralmente con los países afectados.

Los aliados de China contra Vietnam y Filipinas

Tras vencer las reticencias de algunos de sus diez miembros, aliados de China como Singapur, Camboya o Birmania, los ministros de Exteriores de Asean expresaron el sábado en un comunicado su «seria preocupación por los hechos en curso» y «pidieron a todas las partes implicadas que se contuvieran y evitaran acciones que pudieran minar la paz y la estabilidad en la zona». Según informa France Presse, el titular de Exteriores de Singapur, K. Shanmugam, reconoció que Asean no quería tomar partido pero, si hubiera permanecido neutral, «nuestro deseo de jugar un papel importante, de estar unidos y de tener una región en paz se habría visto seriamente dañado». Con este llamamiento general, que evitó referirse en detalle a los últimos incidentes, las naciones del Sudeste Asiático alcanzan una solución de compromiso y evitan el fiasco de hace dos años en Camboya, cuando su cumbre terminó sin una declaración oficial.

Por primera vez, Birmania ha presidido esta reunión como recompensa por su progresivo proceso de democratización y la mejora de los derechos humanos. Pero sus avances se han visto contrarrestados por el deterioro de la crisis política en Tailandia, sumida de nuevo en una oleada de protestas callejeras tras la destitución de su primera ministra, Yingluck Shinawatra, por orden del Tribunal Constitucional. A pesar de ser la región del mundo con mayor dinamismo económico, las tensiones políticas y militares siguen lastrando el desarrollo de Asia.