Colombia y las FARC cierran una ronda de diálogo entre reproches y sin avances
Familiares de secuestrados por la guerrilla de las FARCparticiparon en una vigilia la semana pasada en Cali - afp

Colombia y las FARC cierran una ronda de diálogo entre reproches y sin avances

No logran cerrar la cuestión de la participación política de la guerrilla en las negociaciones de La Habana

Actualizado:

El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC concluyeron este domingo otra ronda de sus diálogos de paz en Cuba sin lograr cerrar la cuestión de la participación política y en un ambiente caldeado con acusaciones mutuas sobre los obstáculos que impiden avanzar y llegar a acuerdos.

Por primera vez desde que se iniciaron los diálogos de La Habana, las partes no emitieron el habitual comunicado conjunto de fin de ciclo donde suelen anunciar cuando se retomarán las conversaciones, si bien fuentes de ambas delegaciones señalaron que la negociación de paz se reanudará el 23 de octubre.

Bogotá acusa a la guerrilla de la lentitud del proceso Otra singularidad en el final de este decimoquinto ciclo de los diálogos ha sido que los delegados del Gobierno adelantaron a la víspera su valoración sobre las conversaciones, en una declaración en la que acusaron a las FARC de la lentitud del proceso y de confundir a la opinión pública por plantear temas que no forman parte de la agenda con intervenciones diarias ante los medios.

«La negociación no es sobre el programa político de las FARC, sino sobre los temas de la agenda pactada», advirtió el sábado a la guerrilla Humberto de la Calle, jefe de los negociadores del Gobierno de Juan Manuel Santos.

Ante esas críticas, la guerrilla contraatacó este domingo con una declaración de respuesta a De la Calle, donde las FARC acusan al Gobierno de ser quien coloca los obstáculos para que el diálogo sea expedito.

«No es sensato que se pretenda mostrar a la insurgencia como la parte del diálogo que frena los ritmos para el avance del proceso», espetó el grupo rebelde en un comunicado leído ante la prensa por «Iván Márquez», número dos de las FARC y jefe de su delegación de paz.

Las FARC alegan que presentaron un centenar de propuestasMárquez defendió que la guerrilla ha presentado ya unas cien propuestas sobre el asunto de la participación política y que las FARC han «trabajado a fondo cada día»: «No ha habido jornada en la que no presentemos propuestas y soluciones; no ha habido día en el que no propiciemos un avance», argumentó.

Las FARC dicen que el Gobierno «no es realista» cuando quiere imponer la «unilateralidad» en decisiones sobre temas cruciales como el marco jurídico para la paz o el referendo para ratificar un eventual acuerdo de paz.

También reprocharon a los negociadores de Juan Manuel Santos que «no son pertinentes ni correctas» sus interpretaciones «restrictivas» sobre la agenda pactada por el proceso y sobre el Acuerdo General de La Habana, el documento suscrito en agosto de 2012 que abrió el camino de las conversaciones de paz.

Y además se quejaron de que el compromiso pactado para no hacer públicas las discusiones de la mesa de negociación se traduzca en secretismo. «Si se mantiene el absurdo de no dar a conocer con más frecuencia la plenitud de lo que se conviene en cada ciclo ¿de dónde se saca la maltrecha idea de que el lento avance le resta apoyo a las conversaciones? ¿Cómo puede saber el país cuál es la dimensión de ese avance si se le priva de una información a la que tiene derecho?», preguntó Iván Márquez.

Como es habitual desde que comenzaron los diálogos de paz, otro de puntos de discordia es el ritmo de la negociación, ya que el Gobierno reclama constantemente a las FARC celeridad para tener resultados, pero la guerrilla se resiste a fijar plazos y defiende que la consecución de la paz «es algo que merece todo el tiempo necesario».

Casi un año de negociaciones

El pasado martes, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pidió a las FARC acelerar las negociaciones para que el próximo 19 de noviembre, cuando se cumple un año del inicio del proceso, ya se puedan entregar resultados a los colombianos.

Durante el ciclo de diálogo que concluyó este domingo tampoco se concretó la anunciada visita de un grupo de congresistas colombianos a Cuba para reunirse con las delegaciones de paz del Gobierno y la guerrilla.