El presidente interino de Egipto anuncia que habrá elecciones en 6 meses
Adli Mansur (derecha) se reúne con el general Al Sisi - REuters
EGIPTO

El presidente interino de Egipto anuncia que habrá elecciones en 6 meses

La convocatoria, que tendrá lugar antes de lo esperado, pretende apaciguar la espiral de violencia mientras que los salafistas aceptan nombrar a un tecnócrata como relevo de Mansur

Actualizado:

El gobierno interino de Egipto, presidido por Adli Mansur, anunció ayer que convocará elecciones en un periodo de seis meses, mucho antes de lo inicialmente previsto. El anuncio llega después de que medio centernar de simpatizantes del depuesto presidente Mohamed Mursi murieran por disparos del Ejército cuando se concentraban frente a la dede de la Guardia Republicana en El Cairo.

Las calles de la capital egipcia amanecieron en calma este martes, aunque se esperan más protestas para la tarde. Los Hermanos Musulmanes han llamado a una nueva jornada de manifestaciones que, se teme, vuelvan a derivar en enfrentamientos violentos.

La situación ha forzado la rápida intervención del presidente interino Mansur, que decretó esta medianoche la convocatoria de elecciones parlamentarias, a las que seguirá una elección presidencial.

Acuerdo con los salafistas

Al Nur, el segundo mayor partido islamista de Egipto, tras los Hermanos Musulmanes, ha comunicado hoy que aceptará al antiguo ministro de finanzas Samir Radwan como primer ministro interino. Un portavoz de la formación salafista declaró que el político cumple con el criterio de su partido, que buscaba un tecnócrata que tuviera experiencia previa en el gobierno.

El apoyo de Al Nur supone un alivio para para los militares y las fuerzas que apoyaron el golpe después de que la formación salafista rechazara al liberal Mohamed El Baradei, candidato inicialmente propuesto por los golpistas.

Negativa de los Hermanos Musulmanes

No todo han sido acuerdos. El vicepresidente del Partido Libertad y Justicia (PLJ) —la formación política del movimiento Hermanos Musulmanes—, Essam el Erian, ha rechazado el decreto aprobado por Adli Mansur, en el que se otorga competencias para ratificar leyes y establece un período para la celebración de las elecciones parlamentarias y presidenciales tras la aprobación de las enmiendas a la Constitución.

El Erian ha dicho que los Hermanos Musulmanes rechazan el decreto por considerar que Mansur ha usurpado «el poder legislativo» y que es un acto propio de «una persona designada por los golpistas».

El decreto presidencial establece que las elecciones presidenciales deberán ser convocadas cuando se reúna el nuevo Parlamento. Previamente, se deberán ratificar en el plazo de cuatro meses y medio las enmiendas a la Constitución actual, que fue aprobada en diciembre de 2012 y que ahora está suspendida.

La Carta Magna fue suspendida la semana pasada tras el golpe de Estado en el que la cúpula militar derrocó al hasta entonces presidente, Mohamed Mursi, elegido en las primeras elecciones democráticas celebradas tras la caída de Hosni Mubarak el 11 de febrero de 2011.

Los Hermanos Musulmanes exigen que Mursi ocupe de nuevo su cargo como presidente del país y han asegurado que no tienen nada que ver con esta transición, respaldada por el Ejército egipcio.