Asesinados a tiros once turistas en un hostal de montaña al norte de Pakistán
Fotografía tomada el 22 de junio de 2003 de la montaña en el norte de Pakistán donde han sucedido los hechos - afp

Asesinados a tiros once turistas en un hostal de montaña al norte de Pakistán

Hombres armados acabaron con la vida de nueve ciudadanos originarios de China, Ucrania y Rusia y su guía en Cachemira, región que la India y Pakistán se disputan desde 1947

Actualizado:

Al menos once turistas, nueve de ellos extranjeros, murieron en un ataque de hombres armados lanzado en la noche del sábado contra un hostal de montaña cerca del Nanga Parbat, una de las 14 cumbres con más de 8.000 metros y situada en el extremo norte de Pakistán, según informó una fuente policial.

Las víctimas foráneas son originarias de China, Ucrania y Rusia, según explicó Alí Sher, inspector general del distrito de Gilgit, a varios medios locales.

El ataque tuvo lugar en torno a las 01.00 horas de la madrugada paquistaní (20.00 GMT del sábado) en el área de Fairy Meadow, un conocido enclave turístico local con bosques y prados a más de 3.000 metros de altitud. Los cadáveres han sido trasladados a un hospital cercano y efectivos de las fuerzas de seguridad se han desplegado en la zona.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, ha condenado el atentado mediante un comunicado y ha afirmado que «este tipo de actos crueles e inhumanos no serán tolerados» y que «se emprenderán los esfuerzos necesarios para hacer de Pakistán un lugar seguro para turistas».

El escenario atacado está encuadrado dentro de la provincia de Gilgit-Baltistán, perteneciente al territorio histórico de Cachemira, región que la India y Pakistán se disputan desde su independencia del Imperio Británico, en 1947. En Gilgit-Baltistán confluyen tres importantes cadenas montañosas —Himalaya, Karakorum y Hindukush— y es la zona más tranquila en el inestable Pakistán pese a tener una vasta presencia militar, sobre todo en las áreas cercanas a la India.

La región acoge a la mayor cantidad de los escasos turistas extranjeros que visitan el país asiático, principalmente montañeros. El icónico Nanga Parbat es tras el K2 el pico más alto de Pakistán y uno de sus cinco ochomiles. La violencia es constante y de diverso signo en Pakistán, donde opera una miríada de grupos talibanes, yihadistas y buscan refugios miembros de la red Al Qaida, y en el pasado se han registrado varios ataques contra ciudadanos extranjeros. Los atentados contra turistas, sin embargo, no son tan habituales.