EE.UU. estudia presentar cargos contra Snowden por revelar el espionaje masivo
La sede de Booz Allen Hamilton, la empresa para la que trabajaba Snowden, en McLean, Virginia - efe

EE.UU. estudia presentar cargos contra Snowden por revelar el espionaje masivo

La empresa de Inteligencia para la que trabajaba el joven informático lo despide por violar la política de la compañía y su «código ético»

Actualizado:

Las autoridades de Estados Unidos ya preparan una serie de cargos para acusar a Edward Snowden, el exagente de la CIA que filtró a la prensa información sobre operaciones de vigilancia por parte del Gobierno norteamericano, según ha informado la CNN. La cadena de televisión ha explicado, citando como fuente a un portavoz gubernamental, que en cualquier caso la presentación de una denuncia contra Snowden no es inminente.

El propio Snowden reconoció al periódico británico «The Guardian» que daba por hecha su imputación bajo la Ley de Espionaje y justificó su viaje a Hong Kong como un intento por evitar su extradición a Estados Unidos. Desde sus últimas entrevistas, el exagente ha desaparecido, si bien un periodista del «Guardian» ha aclarado que todavía sigue en Hong Kong. Sin embargo, en caso de imputarle cargos, el Departamento de Justicia podría reclamar la extradición del joven a la excolonia británica, ya que existe un tratado bilateral en vigor.

El FBI ha analizado las filtraciones, dentro de una investigación que ha incluido registros a su vivienda. Las autoridades también quieren interrogar a personas del entorno de Snowden, incluidos novia, parientes, amigos y compañeros de trabajo.

Por su parte, el «Washington Post» informa este martes de que los servicios de contrainteligencia están tratando de averiguar cómo Snowden consiguió acceso para filtrar documentos alto secreto de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA). Los investigadores están «trabajando con la NSA y otros dentro de la comunidad de Inteligencia para entender exactamente a qué información tuvo acceso y cómo fue capaz de sacar esta información fuera de la comunidad», ha indicado un alto cargo de Inteligencia al diario.

Una de las principales cuestiones es como pudo acceder a la orden del Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Exterior, un documento al que pocas personas deberían tener acceso. Según un exresponsable de la NSA, lo normal es que «unas 30 o quizá 40 personas» pudieran tener acceso a dicho documento, «no más».

Despedido

La empresa Booz Allen Hamilton, para la que Snowden trabajaba como analista de infraestructuras, ha anunciado este martes el despido del joven por violar la política de la compañía y su «código ético». La firma, contratista de la NSA, asegura en un comunicado que Snowden fue su empleado menos de tres meses. Booz Allen confirmó que el joven trabajaba en sus instalaciones de Hawai, pero puntualizó que el salario anual de Snowden era de 122.000 dólares, por debajo de la cifra de 200.000 que había dado previamente el diario británico «The Guardian».

«Vamos a trabajar estrechamente con nuestros clientes y las autoridades en la investigación de este asunto», añade la nota.