Algunos tipos de pan contienen grasa, aunque no lo sepas.

Cómo comer pan sin engordar

¿Es bueno tomar pan cada día? ¿Es mejor el pan integral o el blanco? ¿Con qué debo combinarlo para no aumentar de peso? En el Día Mundial del Pan hacemos un repaso de las combinaciones saludables.

Actualizado:

«Tu cerebro y tu corazón se alimentan de hidratos de carbono. Para vivir de forma saludable necesitamos consumir entre un 55% y un 60% de hidratos de carbono y el pan es uno de los alimentos que aporta carbohidratos, pero para no engordar comiendo pan lo que tenemos que hacer es combinarlo con alimentos que no tengan grasa», explica Terica Uriol, Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos y coautora de «La dieta anti Dukan» junto a Ana María Pascual. La experta, que defiende la máxima de que «se puede adelgazar comiendo de todo», afirma que la combinación de hidratos de carbono y grasa (así como los productos procesados) puede ser «explosiva» pues el cuerpo almacena grasa cuando comemos más de la que necesitamos. Así, en lugar de usar el pan para mojar salsas, aceites o como acompañamiento de embutidos grasos, propone que lo combinemos con alimentos sin grasa como el pavo, el jamón serrano (quitándole el tocino), el jamón de york, el atún natural con tomate o queso de Burgos.

Lo ideal, en el desayuno

Uno de los mejores momentos del día para consumir pan es, según explica Terica Uriol, en el desayuno, pues aporta energía combinado con otros alimentos que igualmente aportan hidratos de carbono como la mermelada o la miel. Pero tampoco descarta el consumo de pan en la cena. «Lo que engorda por la noche es la grasa que ingieres y no quemas, pero cuando consumes hidratos de carbono éstos se quedan almacenados en tu cuerpo en forma de moléculas de glucógeno, que será lo que te aporte energía en cuanto te levantes», aclara.

¿Qué tipo de pan es mejor?

«El pan blanco se elabora con harina, agua, levadura y sal y el pan integral, con los mismos ingredientes pero con la harina producida a partir del grano de cereal completo. El pan blanco y el pan integral son los que debemos consumir, en función de nuestras necesidades específicas. El resto de panes, me sobra», comenta Terica Uriol, quien revela que los panes que se han puesto de moda como el de multicereal, el de centeno, el de espelta, con nueces, con frutos secos, con cebolla o con aceitunas contienen (o se elaboran con) algún tipo de grasa. «Eso de que son más saludables es una publicidad engañosa», aclara.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia