Willy Bárcenas
Willy Bárcenas - EFE

Willy Bárcenas no cancela su gira pese a la condena de sus padres

Al frente del grupo Taburete, el hijo del extesorero del PP actúa esta noche en Asturias

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Guillermo «Willy» Bárcenas, vocalista de la banda Taburete, reconocía al comienzo de su carrera musical que mucha gente iba a sus conciertos por el «morbo» de ver al hijo del extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, quien ayer era condenado por la Audiencia Nacional a 33 años de cárcel en el marco de la trama Gürtel. Ahora ha dejado claro que su éxito se sustenta en algo más y prueba de ello es la legión de jóvenes que, entre otros lugares, llenaron hasta la bandera el Palacio de Deportes de Madrid el pasado año en dos ocasiones.

Cansado de las reiteradas preguntas sobre su progenitor, Guillermo auguraba durante una entrevista con ABC: «Dentro de nada dejará de importar que sea ‘‘hijo de’’». Parecía que su pronóstico iba a cumplirse, hasta que ayer volvió a ser el hijo de «los Bárcenas». La Audiencia Nacional no solo condenaba a su padre por delitos fiscales, blanqueo de dinero y apropiación indebida; también a su madre, Rosalía Iglesias, a quien le esperan 15 años de prisión. Una sentencia que, aunque no es firme, el único hijo del matrimonio ha recibido como un mazazo, que le golpea durante una gira por España al frente de Taburete y que, de momento, no ha cancelado: compartiendo cabeza de cartel con el grupo Maldita Nerea, esta misma noche recala en el festival Baldumac, en Llanera (Asturias). El pasado miércoles, en vísperas de la sentencia, pasó por Valencia.

El «tiempo perdido»

El proceso penal contra su padre comenzó en 2009, cuando Willy cursaba ADE en la Universidad de ICADE, en Madrid. Al terminar, estudió Dirección de Cine en la New York Film Academy. En junio de 2013, cuando el antiguo tesorero del PP ingresaba por vez primera en la cárcel, Guillermo regresaba a España para visitarle en Soto del Real en compañía de su madre. «Me ha animado más él a mí. Nunca hemos llorado uno delante del otro», refería a ABC en marzo de 2016. Tras pasar 18 meses en prisión preventiva, Luis Bárcenas volvía a dormir en casa en enero de 2015. Entonces Willy cambiaba su foto de portada en Facebook por una imagen en la que, desde la cima de una montaña, se le veía con los brazos en alto en señal de alegría. «Quiero recuperar el tiempo perdido», declaraba ese mismo día a las puertas de Soto del Real y mientras esperaba a su padre. Junto a sus progenitores pasó dos semanas en la estación de esquí de Baqueira, una estancia muy criticada por el elevado precio para quien tenía sus bienes embargados.

Desde entonces -mientras se llevaba a cabo la vista oral del juicio y hasta que se ha conocido el fallo de la sentencia-, la progresión musical de Willy Bárcenas ha sido imparable tanto en España como en Latinoamérica. Pero ayer, el joven no ocultaba su estado de ánimo en las redes sociales sobre el futuro de sus padres: «Cuando la vida se ensaña contigo y te apalea con fuerza, no debes darte por vencido, debes ser más fuerte que la vida misma y seguir adelante. Si te tira una vez, levántate dos veces mas, gánale tiempo al tiempo, así te harás más fuerte y no habrá nada que te pueda derrotar».