Kiko Matamoros y Cristina - ABC / Vídeo: Matamoros habla de cómo se encuentra su hija Laura tras la separación
Sálvame

Todas las mentiras sobre la novia de Kiko Matamoros: «Es una lunática celosa y obsesiva»

«Es una mentirosa profesional pues va contando que se está sacando las oposiciones para policía y que trabaja en El Corte Inglés, cosas que son completamente mentira», desvelaron los colaboradores de «Sálvame»

MadridActualizado:

El nuevo amor entre Kiko Matamoros y Cristina está esta semana copando todos los titulares de la prensa del corazón. Tras su polémico divorcio de Makoke, parece que el colaborador vuelve a abrir las puertas de su corazón.

Está enamoradísimo y así lo confesó al resto de sus compañeros de «Sálvame» la semana pasada: «Me da felicidad, tranquilidad y me equilibra», decía ante la atónita mirada de los colaboradores. La presentó como a una joven de Albacete con sangre brasileña que tiene 30 años. «Es espectacularmente guapa, una morenaza con la que estoy encantado y tengo la intención de consolidar la relación», explicó el colaborador. Unos días más tarde el programa filtraba las primeras imágenes de la joven, en las que su parecido con Angelina Jolie era impresionante.

Pero por desgracia, poco le ha durado la felicidad a Kiko Matamoros pues el propio programa contactó a principios de semana con el supuesto hijo de Cristina. Jonathan, de 19 años, confesó que su madre está apunto de cumplir 40 años y tiene dos hijos fruto de dos relaciones. Además que «los orígenes brasileños son una invención», pues ella es catalana y su abuela de Albacete. El joven contó que apenas tenía contacto con su madre: «Hace cuatro años decidí cortar la relación».

Ayer por la tarde «Sálvame» mostró las nuevas pruebas de su investigación gracias a los testimonios de su excuñada y de su expareja Yago, ex concursante de «Gran Hermano» y expareja de Yola Berrocal,con el que estuvo en contacto el pasado verano. «Ella me habló por las redes y me dijo que fuese a verla a Albacete y cuando le dije que no, se enfadó», Yago asegura que Cristina es una persona «tremendamente celosa y obsesiva»: «Me escribía todo el tiempo para pregunatrme dónde estaba y qué hacía y montaba en cólera por cualquier cosa», explicó. Por su parte su excuñada añadió: «Dejó de hacerse responsable de su hijo cuando este tenía 11 años. Es una lunática que dice barbaridades», y aseguró que siente «total obsesión por su físico».

Por su parte los colaboradores revelaron los datos de su investigación: Por lo visto Cristina hace aproximadamente dos años trabajaba con un grupo de chicas como gogó por los pueblos de Albacete. Es una mentirosa profesional pues va contando que se está sacando las oposiciones para policía y que trabaja en El Corte Inglés, cosas que son completamente mentira.