Alejandra Rubio, Laura Matamoros, Anna Ferrer y Andrea Janeiro
Alejandra Rubio, Laura Matamoros, Anna Ferrer y Andrea Janeiro - ABC
Sálvame

Nueva generación «Sálvame»: las polémicas de los hijos interesan más que las de los padres

Habrá que esperar cuánto tardan en sucumbir a las jugosas ofertas de dinero que ofrecen las revistas, los programas de televisión y los realities

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Cuando el 27 de abril de 2009 Telecinco estrenó «Sálvame», cambió la forma de trabajar de toda la prensa del corazón. Cuando en octubre de 2010 nació Instagram, las marcas de moda se vieron obligadas a evolucionar en su forma de hacer publicidad. Chiara Ferragni abrió paso a los «influencers», marcadores de estilo que ganan dinero gracias a promocionar firmas de lo más diversas. En 2018, ambos mundos han colisionado gracias a la mayoría de edad de Anna Ferrer, Alejandra Rubio o Anita Matamoros. O lo que es lo mismo, las hijas de los colaboradores de Sálvame.

Todas ellas han ido cumpliendo la mayoría de edad y la caída de los píxeles nos han dejado ver a jóvenes con mucho desparpajo y fanáticas de las redes sociales. Sus padres, orgullosos, ya comentaban que casi todas se quieren dedicar al mundo de la moda. Las gran mayoría atesoran cientos de miles de seguidores en las redes sociales. Unido a su conexión con el universo del programa de Mediaset, se presentan como «influencer» por diversas marcas, aunque con resultados muy dispares.

Habrá que esperar cuánto tardan en sucumbir a las jugosas ofertas de dinero que ofrecen las revistas, los programas de televisión y los realities.

12345
  1. Anna Ferrer

    Anna Ferrer y su madre Paz Padilla
    Anna Ferrer y su madre Paz Padilla - Instagram

    La hija de Paz Padilla está muy unida a su madre. La joven está muy comprometida con sus estudios de Economía en la Universidad Carlos III de Madrid, pero tiene en su cuenta de Instagram un «hobby» que se ha convertido en el mejor filón para ganar dinero.

    Con casi 200.000 seguidores, se calcula que Anna Ferrer Padilla podría ingresar unos 2.000 euros por cada fotografía que sube a su cuenta. Y ojo, porque la joven ha conseguido jugosos contratos con Maybelline, Garnier, Hollister o luciendo la línea de bañadores de Anabel Pantoja. Basta pinchar encima de cualquiera de sus imágenes para saber qué marcas cuentan con ella, ya que como buena «influencer» etiqueta todas en sus imágenes.

    Desde que alcanzó la mayoría de edad, la vida de Anna también se ha visto rodeada de polémicas. La última hace tan solo unas semanas cuando desveló en sus redes sociales que no utilizaba sujetador. «Llevo muchos meses sin usar sujetador. Y sabéis qué? Me siento muchiiiiiiisimo mejor. No sé muy bien por qué, pero más allá de estar mil veces más cómoda, me hace sentir libre y feliz. Es raro, pero me ha hecho estar mucho más a gusto con mi cuerpo, mil veces más segura. Es verdad que sigo usándolo a veces, pero muy muy pocas», aseguró. «No pretendo deciros que dejéis de usarlo ni mucho menos, pero quizás no os lo habíais planteado nunca y puede que os incite ahora un poco jejeje todo es probar! Es una chorrada pero me apetecía compartirlo con vosotros», finalizó.

  2. Alejandra Rubio

    Alejandra Rubio junto a su madre Terelu
    Alejandra Rubio junto a su madre Terelu - Gtres

    Tras alcanzar la mayoría de edad, la hija de Terelu Campos se convirtió en uno de los nombres más buscados por las revistas. Fue la propia colaboradora de «Sálvame» quien intentó controlar el revuelo y mostrar la cara de su hija por primera vez en una portada de una revista.

    Alejandra Rubio ha profesionalizado poco a poco su perfil, hasta conseguir que la marca de móviles Xiaomi se fije en ella para promocionar algunos de sus productos. Sin embargo, la estética de la joven - siempre vestida de negro-, la cantidad de fotos que publica durante sus salidas nocturnas o su ropa de marca (si bien vimos a su madre en una ocasión comprando prendas falsificadas) otorgan a Alejandra un perfil con el que no muchas marcas estarán cómodas.

    Muy unida a su madre, tras la reciente recaída de Terelu la joven ha aparcado sus redes sociales a un lado para concentrarse en lo realmente importante, la recuperación de su madre.

    Ver esta publicación en Instagram

    Feliz Navidad 🎄🎁🖤

    Una publicación compartida de ALX 🖤 (@alerubioc) el

    Alejandra se ha convertido ya en uno de los nombres del mundo del corazón patrio. Tanto que se ha llegado a comentar si su espectacular físico sería fruto de una genética envidiable o del bisturí, una de las muchas polémicas que le han rodeado y que tuvo que desmentir a través de su perfil de Instagram: «Para toda esa gente que dice que me he operado... No me he operado la nariz, no me he operado los labios, no me he operado el pecho y no me he puesto bótox en ningún lado porque, principalmente, tengo 18 años y no creo que lo haga nunca», zanjó la joven en dos vídeos grabados en su casa».

  3. Anita Matamoros

    Anita Matamoros junto a su madre Makoke
    Anita Matamoros junto a su madre Makoke - Instagram

    La más joven en este trío es Anita Matamoros, hija de Kiko Matamoros y Makoke. La joven ya ha vivido más de una polémica, la primera tras la compra de un BMW nada más sacarse el carnet de conducir.

    En otra ocasíon, la joven se vio obligada a desmentir que había sido despedida de su agencia, como publicaron diversos medios. «Es mentira, están jugando con mi trabajo, con ello voy a pagarme la universidad», declaró la joven a través de Instagram.

    Ver esta publicación en Instagram

    🍅❤️ finiquitando la navidad 🎄

    Una publicación compartida de ANITA MATAMOROS (@_anitamatamoros) el

    La única hija en común que trajo el inestable matrimonio de Kiko Matamoros y Makoke decidió irse a estudiar a Italia, donde se ha convertido en influencer y desde donde ve cómo su Instagram se llena de comentarios que dudan de cómo paga todos sus gastos.

    Convertirse en un personaje público no siempre es fácil. Muchos rostros conocidos se exponen a diario a un sinfín de críticas en las redes sociales, donde los usuarios libremente opinan bajo el signo del anonimato y muchas veces son hirientes. La última oleada de comentarios ha surgido en torno a una imagen en la que la hija de los televisivos aparecía en luciendo un bikini bicolor. Tan solo cinco minutos después la joven decidió eliminar la fotografía debido al acoso sufrido, pero luego se arrepintió y volvió a colgarla.

  4. Andreíta Janeiro

    Andreíta Janeiro junto a su amdre Belén Esteban
    Andreíta Janeiro junto a su amdre Belén Esteban - Gtres

    Su mayoría de edad supuso un momento agridulce para la hija de Belén Esteban y Jesulín de Ubrique, pues fue el instante en el que la Ley del Menor ya no le amparaba y su cara dejó de pixelarse en los medios. Con los 18 años recién cumplidos, Andrea Janeiro se convirtió, sin quererlo, en uno de los personajes más buscados en google de 2017 y en uno de los más perseguidos por la prensa del corazón.

    Desde el primer momento, Andreíta -como así la llama su madre- recibió un aluvión de críticas por parte de los usuarios de las redes sociales por su físico, tantas que incluso tuvo que intervenir la Policía. También se hicieron canciones con ella en las chirigotas del Carnaval de Cádiz. Un año después, la joven ha conseguido que su situación sea bien distinta. La hija de la «princesa del pueblo» hizo las maletas para poner rumbo a Inglaterra con el fin de alejarse del foco mediático.

    Se marchó a Birmingham para continuar con sus estudios, lugar en el que ha vivido de lo más relajada, sin la presión de periodistas ni fotógrafos a la puerta de su casa o persiguiéndola por las calles. De hecho han sido contadas las ocasiones en las que ha aparecido en los medios.

    Pese a intentar llevar un perfil bajo, Andrea Janeiro sigue interesando y mucho a los medios. Es hija de dos de los personajes públicos más famosos de España, pese a no querer la fama y la popularidad que eso tiene. La propia joven, cansada de la presión, pidió el pasado año volver a ser una persona anónima a través de un comunicado. «Con motivo de la presión mediática a la que me estoy viendo sometida, muy especialmente desde que alcancé la mayoría de edad, quiero pedir públicamente a los medios que pongan fin a dicha situación y a la vulneración de mis derechos al honor, la intimidad y a la propia imagen», rezaba el comunicado emitido por sus abogados. Y añadía: «He sido, y soy, coherente y consecuente con mi voluntad de permanecer ajena a los focos, y trato de preservar mi intimidad en la medida de lo posible pese a mis específicas circunstancias familiares». Dichas «específicas circunstancias familiares» son sus padres, Belén Esteban y Jesús Janeiro, a los que también menciona: «Son personajes públicos, pero, aun cuando lo respeto profundamente, por mi parte nunca he participado de ningún modo en esa exposición pública».

  5. Laura Matamoros

    Laura Matamoros junto a su padre Kiko Matamoros
    Laura Matamoros junto a su padre Kiko Matamoros - Gtres

    La hija de Kiko Matamoros se convirtió en un personaje público tras su aparición en «Gran Hermano VIP». Su paso por el concurso no fue fácil, pero gracias a él y a su marcada personalidad y estilo ha pasado a ser una de las «it girl» de moda.

    Laura Matamoros vive una de las mejores etapas de su vida. Todas las marcas quieren trabajar con ella y ha conseguido contratos en televisión como colaboradora en distintos programas de Telecinco.

    La vida de la sobrina de Mar Flores pasó de ser anónima a cuestionada por todos. Desde que se convirtió en madre el pasado mes de mayo, a la hija de Kiko Matamoros se le ha cuestionado más que nunca. Se ha puesto en duda su papel como madre debido a que tan solo 10 días después del nacimiento de Diego, decidió incorporarse al trabajo. Lo que ha provocado una oleada de críticas por parte de sus seguidores, que le acusan de ser mala madre por no prestar la suficiente atención al recién nacido y preocuparse más por el trabajo que por los cuidados del bebé. «Que miren y que digan... y bla bla... qué cuestionen hasta el color del pelo...¿es lo que hay que aguantar? Pues no, gracias. Soy mamá y tengo que trabajar y tampoco puedo dar el pecho... creo que muchas estamos igual. No creo que existan las super mamis y mucho menos las malas madres. Simplemente gracias al apoyo de esas personas coherentes que existen. Ya no podía más... ». Con estas palabras la colaboradora de televisión hacía frente a todas las críticas que ha recibido desde el nacimiento de su hijo.

    Ver esta publicación en Instagram

    🖤 sin palabras...

    Una publicación compartida de Laura Matamoros (@_lmflores) el

    A esto se le suma su reciente ruptura tras dos años de relación y un hijo en común del que era su pareja, Benji Aparicio, tras la cual concedió una entrevista a una de las revistas del corazón más famosas de nuestro país.