Anita Matamoros
Anita Matamoros - Instagram

InstagramAnita Matamoros, obligada a eliminar una foto en bikini por la oleada de insultos y burlas

Muchos rostros conocidos se exponen a diario a un sinfín de críticas en las redes sociales, donde los usuarios libremente opinan bajo el signo del anonimato y muchas veces son hirientes

MadridActualizado:

Anita Matamoros, la única hija en común que trajo el inestable matrimonio de Kiko Matamoros y Makoke decidió irse a estudiar a Italia, donde se ha convertido en influencer y desde donde ve cómo su Instagram se llena de comentarios que dudan de cómo paga todos sus gastos. En Milán, Anita estudia Fashion Business & Communication & New Media, un curso nada barato. La matrícula son 4.000 euros y la cuota anual de la escuela unos 15.000 euros, lo que eleva el coste a 45.000 euros por los tres años que dura. Tres años en los que, al coste de sus estudios, hay que sumar el de su estancia en Milán.

Convertirse en un personaje público no siempre es fácil. Muchos rostros conocidos se exponen a diario a un sinfín de críticas en las redes sociales, donde los usuarios libremente opinan bajo el signo del anonimato y muchas veces son hirientes. La última oleada de comentarios ha surgido en torno a una imagen en la que la hija de los televisivos aparecía en luciendo un bikini bicolor. Tan solo cinco minutos después la joven decidió eliminar la fotografía debido al acoso sufrido, pero luego se arrepintió y volvió a colgarla.

Ver esta publicación en Instagram

Esta foto tiene su historia detrás que podéis ver en mis historias y he decidido volver a subirla básicamente porque me da la gana🤷🏼‍♀️ Si no te gusta, no mires😉

Una publicación compartida de ANITA MATAMOROS (@_anitamatamoros) el

A través de sus stories en Instagram, la hija de Matamoros y Makoke ha expresado su disgusto hacia los usuarios que han puesto todo tipo de comentarios ofensivos: «He subido antes una foto y la he borrado. Mucha gente me ha preguntado por qué. Y la verdad es que yo tampoco lo sé. Me he arrepentido a los cinco minutos de borrarla. Lo he hecho porque me han llovido los comentarios. Nunca había tenido tantos tan rápido. Comentarios super groseros, super feisímos. Y yo no soy de borrar comentarios porque me dan igual las críticas, pero es que he flipado. Me ha dado rabia de porque salga una foto en biquini y se marque algo, la gente se revolucione como si nunca hubiera visto un cuerpo. La he borrado en caliente porque me ha dado mucha rabia», ha explicado.