Alejandra Rubio, este lunes
Alejandra Rubio, este lunes - GTRES

Momento agridulce para Alejandra Rubio

La hija de Terelu Campos, que acaba de comenzar las clases de Diseño de Moda en una escuela madrileña, podría estar empezando a agobiarse con el interés que ha suscitado en los últimos meses

Actualizado:

Alejandra Rubio debería estar de lo más ilusionada. Comienza una etapa fascinante en su vida, la universitaria, cargada de esperanzas y sueños por cumplir. Su paso por el Instituto Europeo de Diseño en Madrid para cursar el Título Superior de Diseño de Moda tendría que ser suficiente para que la joven, que comenzó este lunes las clases, esté de lo más feliz y radiante.

Siempre ha sido su sueño y así lo ha manifestado desde la primera entrevista que concedió a los medios de comunicación. «Desde que era pequeña tuve muy claro lo que quería hacer. Siempre me ha gustado dibujar y también la moda, así que voy a estudiar Diseño y Moda, pero aplicado a las nuevas tecnologías. Mi abuela tiene guardados todos mis diseños desde que yo era pequeña», desvelaba.

Sin embargo, las imágenes de la hija de Terelu Campos de este lunes no reflejan felicidad, sino agobio y preocupación. En parte se podría tratar por la preocupación que tiene por su madre, la cual vuelve a tener cáncer, pero también por la presión que ha tenido desde que cumplió la mayoría de edad.

Como otras hijas de famosos, su rostro, al cumplir los 18 años, acapara todas las miradas al poder ser publicado en un medio o una revista. En el caso concreto de la nieta de María Teresa Campos además decidió que, por esta fecha tan señalada, iba a conceder una entrevista. No renegó del interés que suscitaba como lo hizo en su momento Andrea Janeiro que pidió expresamente que por favor no la convirtieran en un personaje público.

GTRES
GTRES

En las últimas semanas ha estado muy presionada. Con la noticia de su independencia -se irá a vivir con su novio- han surgido varios rumores que la propia Rubio ha tenido que desmentir en las últimas horas. A la hija de Terelu Campos no le ha gustado que digan que su madre y su abuela están preocupadas porque se va de casa.

La joven ha tenido que desmentir a través de sus redes sociales estas habladurías. Por si fuera poco, varios usuarios de las redes sociales la han acusado de mantenida, algo que no le ha gustado. Lo cierto es que está sometida a mucha presión y todos sus pasos son analizados con lupa.