Meghan Markle y la Reina Isabel II - Gtres

Meghan Markle vuelve a desobedecer a la Reina Isabel II

La duquesa de Sussex todavía no termina de acostumbrarse a su nueva vida en Reino Unido, al menos en cuestiones de protocolo

Meghan Markle y el Príncipe Harry tienen tienen su primer hijo, séptimo en la línea de sucesión

MadridActualizado:

Desde que contrajera matrimonio con el Príncipe Harry, Meghan Markle se ha convertido en un activo más de la Familia Real británica. Pero la duquesa de Sussex todavía no termina de acostumbrarse a su nueva vida en Reino Unido, al menos en cuestiones de protocolo.

A finales de año, el Palacio de Kensington anunciaba que la pareja dejaría su vivienda en Nottingham Cottage para mudarse a Frogmore Cottage, en Windsor, donde criarán a sus hijos. Un lugar tranquilo y más amplio que la casa de dos habitaciones en la que vivían desde que se anunció su compromiso.

Ahora, parece que Meghan Markle está pensando también en romper otras tradiciones. Según los tabloides británicos, la duquesa de Sussex ha rechazado al equipo médico de palacio y en lugar de Alan Farthing y Guy Thorpe, los ginecólogos del equipo médico de la Reina que asistieron a Catalina de Cambridge en sus tres partos, Meghan ha contratado a su propio equipo médico.

La exactriz tampoco quiere que su primer hijo nazca en el hospital St. Mary Paddington's, el mismo donde nacieron los hijos de los duques de Cambridge y hasta los propios Guillermo y Harry de Inglaterra. El plan de Markle sería que su bebé nazca en casa. No quiere tampoco epidural, sino recurrir a la hipnosis, una técnica que los expertos dicen es muy beneficiosa para el bebé. Esta por ver si, llegado el momento, las predicciones se cumplen y Markle rompe también las normas no escritas sobre cómo llegan los bebés de los Windsor al mundo o prefiere seguir la tradición.