GTRES

El carísimo regalo del Príncipe Harry a Meghan antes de dar a luz

El hermano del Príncipe Guillermo ha querido obsequiar a la duquesa con un carísimo regalo para que descanse antes de que el «caos» se apodere de sus vidas

MadridActualizado:

El Príncipe Harry y su esposa, Meghan están contando los días para dar la bienvenida a su bebé, un pequeño que ha despertado gran interés a nivel internacional. Las apuestas sobre el nombre y el sexo del primer hijo de los Duques de Sussex están a la orden del día, pero el matrimonio está todavía centrado en disfrutar de las últimas semanas antes de convertirse en «papás».

Según informa «The Sun», citando a una fuente cercana a la pareja, Harry ha querido obsequiar a la duquesa con un carísimo regalo para que descanse antes de que el «caos» se apodere de sus vidas. Se trata de una estancia en un exclusivo hotel rural cerca de Hampshire que, tal y como afirma «The Daily Mail» tiene un precio de casi 12.000 euros la noche, y han pasado allí cuatro días.

Ver esta publicación en Instagram

The House at sunset #heckfieldplace #hampshire

Una publicación compartida de Heckfield Place (@heckfield_place) el

Los Duques de Cambridge, el Príncipe Guillermo y Catalina, también hicieron una escapada similar cuando esta estaba embarazada de sus dos primeros retoños. Es una práctica cada vez más extendida, conocida como «babymoon», algo parecido a una luna de miel previa a la llegada de un bebé.

El lugar elegido por los Duques de Sussex ha sido Heckfield Place, el mismo hotel en el que se alojaron otras «celebs» como Cara Delevinge o Liv Tyler. Se trata una casa de estilo georgiano, situada en medio de la campiña inglesa, con todo tipo de comodidades y rodeado por 160 hectáreas de jardines e invernaderos.

Un nuevo hogar

Precisamente esta semana se ha conocido también la noticia de que Meghan y Harry ya han abandonado el palacio de Kensington, lugar en el que se alojaban incluso antes de casarse, y se han instalado definitivamente en Frogmore Cottage, cerca de Windsor. Su nuevo hogar ha tenido que ser reformado antes de su recepción en una carísima obra que ha costado unos tres millones de euros.