GTRES

Meghan Markle, un guardarropa de viaje de más de 142.000 euros

La Duquesa de Sussex lució 41 estilismos durante sus 16 días de gira oficial por Oceanía

Actualizado:

El viaje oficial de los Duques de Sussex por Oceanía se ha convertido en una auténtica pasarela de moda, trufada de interesantísimos estilismos, por la que Meghan Markle ha pisado segura y airosa. Si ya de por sí, la esposa del Príncipe Enrique hechiza a la prensa en cada una de sus apariciones públicas, el anuncio de su embarazo nada más arrancar la gira el pasado 15 de octubre le ha otorgado mayor protagonismo.

La exactriz norteamericana era consciente de lo que se le venía encima, páginas y páginas de diarios generalistas y publicaciones de moda escrutando a diario sus outfits. Cuatro países -Australia, Nueva Zelanda, Fiji y Tonga- a recorrer en 16 días en los que han cumplido con 76 compromisos oficiales. Y estas escalofriantes cifras de actividad discurren parejas a las del inmenso despliegue estílistico de la Duquesa de Sussex durante estas dos semanas. Los números son rotundos. El coste total de su maleta lo cifra la revista «¡Hello!» en unos 142.000 euros. Ha lucido un total de 41 estilismos diferentes recurriendo a 123 prendas, entre las que se encuentran ropa, complementos y joyas.

Por supuesto, al igual que el común de los mortales, Meghan ha confiado en algunos básicos como unos stilettos negros o un par de gabardinas a las que ha podido recurrir durante más de una ocasión en el transcurso del viaje. La Duquesa de Sussex también ha estado bastante avispada a la hora de elegir a los diseñadores; en su maleta no ha faltado el buen hacer de profesionales de los países en los que ha recalado. En total, 20 piezas son de creadores australianos o neozelandeses, como Martin Grant, Karen Gee o Karen Walker. Por supuesto, por mucho que se aspire a tener todo controlado no han faltado descuidos convertidos en anécdotas como esa etiqueta que el equipo de Meghan olvidó cortar de un vestido.

Los gastos derivados del vestuario de la Duquesa de Sussex corren a cuente de su suegro, el Príncipe Carlos, que también se encarga de las facturas de Catalina de Cambridge. Eso sí, la esposa del Príncipe Guillermo suele derrochar menos, una media de 112.000 euros al año. Meghan habría gastado solo en dos semanas de viaje el presupuesto anual de su cuñada.