Rocío Flores Carrasco
Rocío Flores Carrasco - GTRES

El drama familiar de Rocío Flores Carrasco

La nieta de la fallecida tonadillera Rocío Jurado no se habla con su madre

MADRIDActualizado:

Con el regreso a España de Gloria Camila, tras su paso por el programa «Supervivientes», lo que ha quedado claro es la buena sintonía que existe con su sobrina Rocío Flores Carrasco, que acudió al plató del espacio para recibir a la hija de José Ortega Cano y Rocío Jurado.

Tía y sobrina en todo momento han mostrado su estrecha relación y lo mucho que se quieren. La hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores es una de las firmes defensoras de su tía y uno de los pocos familiares maternos con los que aún guarda relación.

Y es que Rocío Flores, nieta de la fallecida tonadillera Rocío Jurado, no se habla con su madre. Llevan años distanciadas y no mantienen ningún tipo de relación, de hecho ni siquiera su madre la invitó a su boda con Fidel Albiac. No se conocen los motivos reales del enfriamiento de la relación entre madre e hija, pero todo apunta a que podría ser por su ya exmarido, Antonio David Flores, con el aún mantiene una guerra mediática y judicial, o porque la joven no llegó a aceptar la relación de su madre con Fidel Alfiac.

Imagen de la gala de «Supervivienets»
Imagen de la gala de «Supervivienets»- GTRES

No es la primera vez que Rocío Flores confiesa en las redes sociales que no reconoce a su madre como tal. «Mi madre se llama Olga», escribió en una ocasión en Instagram, refiriéndose a la mujer de su padre. Asimismo, lejos de quedarse en ese duro dardo contra su progenitora, la joven va más allá y da por hecho que la relación entre ambas es irreconciliable. Y añadía: «Físicamente me parezco a mi madre y a mi abuelo, interiormente a mi padre, por suerte».

De hecho es tal el rencor y el mal rollo entre ambas que la joven ha asegurado que, si se lo permite el juez, testificará en su contra en el jucio que mantienen sus dos progenitores. Pese a que han pasado dos décadas desde su divorcio, ambos siguen guerreando y Rocío Carrasco decidió poner una querella penal, en la que acusa a su exmarido de «aprovecharse» y buscar el «rédito económico» de David Flores, el otro hijo que comparten.