Rocío Carrasco y Antonio David (imagen de archivo)
Rocío Carrasco y Antonio David (imagen de archivo) - GTRES

Rocío Carrasco y Antonio David, en pie de guerra

La hija de Rocío Jurado interpone una demanda a su exmarido, que ha sido trasladada al Juzgado de Violencia de Género

MADRIDActualizado:

Desde que Rocío Carrasco y Antonio David se separaron, las peleas entre el exmatrimonio han sido constantes. El paso de los años no ha hecho que las tensiones entre ambos se relajasen. Y es que la relación entre ambos nunca ha sido buena. El colaborador de «Mujeres, Hombres y Viceversa» desde el primer momento peleó por la custodia compartida de sus hijos en los Tribunales. Tras años de intensas batallas, consiguió ganar a Rocío Carrasco en el juzgado, algo que la hija de la fallecida Rocío Jurado y Pedro Carrasco todavía lamenta.

Ni los 20 años que han pasado desde entonces han calmado las aguas. De hecho, acaba de salir a la luz que Rocío Carrasco lleva tiempo preparando una demanda contra el ex guardia civil y que, finalmente, presentó hace un par de meses. Según ha dado a conocer «El programa de Ana Rosa», la querella, que en un principio iba a ser penal, ha sido trasladada -a petición del fiscal y por decisión del juez- al Juzgado de Violencia sobre la Mujer, ya que en ella se afirma que ha habría habido un acoso verbal y un maltrato psicológico durante todos estos años -desde que se separaran hasta ahora-.

Este miércoles, Rocío Carrasco está citada para ratificar la denuncia a las diez de la mañana y, al día siguiente, será el turno de Antonio, que tendrá que declarar el jueves. Según cuentan en el espacio de Telecinco, Rocío siempre ha querido denunciar a su exmarido por la vía penal, pero parace que no le habría salido bien la jugada.

Además cabría la posibilidad de que incluso tuvieran que acudir los hijos para testificar, algo que puede que no beneficie a Carrasco. «El que dos de ellos se hayan ido a vivir con su padre... es para pensárselo», dice Lequio durante el espacio. No es una sorpresa que Carrasco lleve a los tribunales a su exmarido. El propio Antonio David ya lo afirmó en una entrevista en la revista «Lecturas»: «El último comentario que aguantó mi hija fue: 'No voy a parar hasta ver a tu padre en la cárcel'. Es tremendo que una madre diga a su hija: 'Vas a llorar lágrimas de sangre'».