Caitlyn Jenner
Caitlyn Jenner - AFP

La caída en picado de Caitlyn Jenner en sus dos años como mujer

El padre del clan Kardashian regresa a la televisión para conmemorar su segundo aniversario y publicitar su nuevo libro: «The secrets of my life»

MADRIDActualizado:

Hace casi ya dos años desde que Caitlyn Jenner se enfrentó al mundo desde el plató de Diane Sawyer y admitió que era mujer. Fue el 21 de abril cuando el exatleta olímpico Bruce Jenner dijo: «Soy una mujer». Una frase que cambió radicalmente su vida.

Para el aniversario, el padre del clan Kardashian volverá al programa de televisión para conmemorar su segundo anirversario y para promocionar sus memorias, «The secrets of my life», que saldrán a la venta cuatro días después. En ellas narra en primera persona cómo fue todo el proceso de cambio de género y las cosas a las que tuvo que enfrentarse. De hecho, según se ha adelantado, uno de los peores momentos por los que ha tenido que atrvesar fue la propia incomprensión de su familia. Jenner culpa a su exmujer, Kris, de haberle «empujado de nuevo al armario».

Una vez que lo hizo, las cosas mejoraron para el padrastro de Kim Kardashian. Se convirtió en uno de los transexuales más influyente del mundo y protagonizó una de las portadas más importantes de 2015 en la revista «Vanity Fair», con el titular «Llámame Caitlyn», un número que llegó a vender 400.000 ejemplares, muy por encima de los datos de la publicación.

Pero tan rápido como saboreó las mieles del éxito, descendió a los infiernos. Desde que sufrió el accidente de tráfico en febrero de 2015, en el que provocó la muerte de una mujer, su popularidad cayó en picado. Aunque finalmente, el juez desestimó los cargos y le puso en libertad, lo cierto es que las cosas no han vuelto a ser como antes.

Situación que empeoró cuando decidió apoyar a Donald Trump en las pasadas elecciones, defraudando al colectivo LGTB por ser uno de los candidatos que menos los apoya, restándole toda la credibilidad que tenía. Poco después lo arregló dirigiéndose al presidente para manifestar su disconformidad con la decisión que tomó de prohibir a los menores transexuales utilizar los baños públicos correspondientes a su identidad de género. Aún así, durante estos dos años ha perdido muchos apoyos que, quizá intente recuperar acudiendo de nuevo al programa en el que, tras su decisión, se originó toda su popularidad.