Archie Harrison agarrando la mano de su padre, el príncipe Enrique
Archie Harrison agarrando la mano de su padre, el príncipe Enrique - GTRES

Se aproxima el bautizo de Archie, el hijo del Príncipe Harry y Meghan Markle

La ceremonia consistirá en un pequeño evento privado en Windsor el próximo 6 de julio con menos de 25 asistentes

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Archie Harrison, el hijo del Príncipe Harry (34) y Meghan Markle (37), es uno de los miembros más desconocidos de la Familia Real británica. Han sido escasas la veces en las que se ha visto en público al pequeño de los duques de Sussex, aparte de las dos fotografías publicadas en Instagram: una con motivo del Día del Padre y otra, en mayo con motivo de su nacimiento.

Desde que llegó al mundo, poco o nada se ha sabido del pequeño. Hasta esta semana cuando se ha desvelado que el próximo sábado día 6 de julio el bisnieto menor de la Reina Isabel II (93 años) será bautizado en Windsor.

El sobrino del Príncipe Guillermo (37) recibirá el sacramento bautismal en un pequeña ceremonia muy particular, ya que contará con la presencia de menos de 25 asistentes -entre familiares y amigos-. La misa se llevará a cabo en la capilla de San Jorge, situada dentro del Castillo de Windsor. Este enclave privado tiene un significado muy especial para el matrimonio pues fue allí donde también fue bautizado el hijo menor de la desaparecida Diana de Gales en 1984 y donde se dieron el «sí, quiero» el pasado año.

Ver esta publicación en Instagram

Another look at the updated engagement ring! This must have been before Meghan was gifted the eternity diamond ring. 💍💕

Una publicación compartida de Meghan Markle (@hrhofsussex) el

Se espera que Archie luzca en su gran día una réplica del histórico vestido de bautizo real, que data de 1841, encargado por la Reina Victoria para el bautismo de su hija mayor, la Princesa Victoria. La prenda original estaba fabricada en seda Spitalfields y encaje Honiton. Desde entonces, su réplica ha sido portada por un total de 62 bebés reales, entre ellos la propia Reina Isabel en su bautizo en 1926 o los Príncipes Guillermo y Harry.

La ceremonia bautismal coincidirá con el día en el que el pequeño Archie cumplirá dos meses -nació el pasado 6 de mayo- y prácticamente, tendrá lugar un año después del último bautizo real británico, el del Príncipe Louis (1), hijo de los duques de Cambrigde, en la capilla real del Palacio de St. James.

La gran ausencia del día

De acuerdo con el diario británico «The Sunday Times», la Reina Isabel II será la ausencia más sonada del evento. Al parecer, la monarca ya tenía cerrada la cita cuando supo la fecha del bautizo de su bisnieto Archie. Sin embargo, no se trata de la primera vez que la Reina se pierde alguna cita de este tipo. Si bien es cierto que acudió al bautizo de los dos hijos mayores de Catalina de Cambrisge (37) y el Príncipe Guillermo: el Príncipe Jorge (5) y la Princesa Carlota (4), se perdió el del pequeño Luis, que se celebró el año pasado.

Ver esta publicación en Instagram

The Queen and members of The Royal Family have today attended a Garter Day service and ceremony at Windsor Castle. The King of Spain and The King of the Netherlands also attended this year’s Garter Day, during which they were installed in St. George’s Chapel as Supernumerary, or ‘Stranger’, Knights of the Garter. New appointments to "The Garter" were invested in the Garter Throne Room and include a Lady Companion, athlete Lady Mary Peters, and a Knight Companion, the Marquess of Salisbury, a former Chairman of the Thames Diamond Jubilee Foundation. The Prince of Wales, The Duke of Cambridge, The Duke of York, Earl of Wessex, the Duke of Kent and The Duke of Gloucester are all Knights of the Garter. The Princess Royal and Princess Alexandra are both Lady Companions. Their Royal Highnesses all attended #GarterDay The Duchess of Cambridge, Duchess of Cornwall, The Countess of Wessex and The Duke and Duchess of Gloucester attended the service. 📷 PA Images & Royal Communications

Una publicación compartida de The Royal Family (@theroyalfamily) el

Quienes seguro que acudirán al bautismo del primer hijo de Harry y maghan, serán su abuelo paterno, Carlos de Inglaterra (70) y su esposa, la duquesa de Cornualles (71), así como su abuela materna, Doria Ragland (62), que viajará desde Estados Unidos, tierra natal de Meghan. Una de las grandes incógnitas sigue siendo el nombre de los padrinos. Se rumorea que la tenista Serena Williams (37) o la estilistaJessica Mulroney (39), grandes amigas de la duquesa de Sussex, podrían ser las candidatas perfectas para ocupar el puesto.