GTRES

Bautizo del Príncipe Luis de Cambridge: de la ausencia de Isabel II al regalo más especial del Príncipe Harry

El tercer hijo de los duques de Cambridge ha recibido las aguas bautismales en una ceremonia celebrada en la capilla del palacio de St. James

MadridActualizado:

El Príncipe Luis de Cambridge, tercer hijo de Catalina de Cambridge y Guillermo de Inglaterra, ha sito bautizado en una conmovedora ceremonia celebrada en la capilla del palacio de St. James. El pequeño, nacido el pasado mes de abril, recibió las aguas bautismales del arzobipo de Canterbury, el reverendo Justin Welby.

Sin embargo, la jornada ha estado marcada por la ausencia de la Reina Isabel II y el duque de Edimburgo, cuya apretada agenda no les ha permitido estar presentes. Será mañana martes cuando vuelvan a aparecer ante las cámaras en el centario de la Royal Air Force (RAF), aunque la cita más esperada de la semana es la visita de Donald Trump al palacio de Windsor el próximo viernes.

Luis de Cambridge el día de su bautizo
Luis de Cambridge el día de su bautizo - GTRES

Quienes sí han estado presentes son los elegidos como padrinos del pequeño. En esta ocasión, los duques de Cambridge han confiado para tan importante papel en sus amigos de la infancia y la prima de la duquesa: Nicholas van Cutsem, Guy Pelly, Harry Aubrey-Fletcher, Laura Meade, Robert Carter y Lucy Middleton.

Tampoco han faltado al acto los duques de Sussex. De hecho, la prensa británica ya ha bautizado al Príncipe Harry como 'el mejor tío del mundo' tras hacerse público su regalo al Príncipe Luis. Según «Daily Mail» y «Daily Mirror», el hermano de Guillermo de Inglaterra ha comprado una primera edición del cuento de Winnie-The-Pooh por 8.000 libras. Un objeto sin duda de gran valor económico, pero que guarda también un importante valor sentimental.

«Uno de los recuerdos de infancia más felices para Harry era cuando su madre le leía cuentos antes de dormir. A ella le gustaban mucho los clásicos y tenía especial predilección por Winnie-The-Poo», ha revelado una fuente cercana al príncipe. En busca de que sus sobrinos disfruten de la literatura infantil tanto como él, Harry de Inglaterra ha decidido empezar una biblioteca de primeras ediciones para sus tres sobrinos. De hecho, según esta misma fuente, el príncipe estuvo a punto de comprar «Alicia a través del espejo» de Lewis Carroll por 24.000 libras, pero decidió que era demasiado para iniciar la colección.

Un faldón heredado

Como en otras Familias Reales, los Windsor bautizan a sus hijos con un traje que pasa de padres a hijos y de hermanos mayores a menores. Esta vez no ha sido una excepción. Luis de Cambridge ha llevado el mismo faldón que antes lucieron Carlota y Jorge de Cambridge. Se trata de una copia exacta al original ya que, en 2004 y tras 160 años de historia, se decidió que el uso lo había dejado inservible.

Bautizo de Jorge de Cambridge
Bautizo de Jorge de Cambridge- GTRES

El faldón original fue encargado por la Reina Victoria para el bautismo de su primer hijo, Eduardo. Tras él, lo llevaron otros 62 bebés, de los que seis heredaron el trono británico. La última fue Lady Louise Windsor. Para el bautizo del conde Severn en 2008, la modista de la reina, Angela Kelly, se encargó de realizar la copia exacta que, por cierto, ya ha sido llevada por un futuro rey, el Príncipe Jorge.

En esta ocasión, como ya ocurrió en el bautizo de su hermano mayor, Luis de Cambridge llegó en brazos de su madre, mientras los príncipes Carlota y Jorge caminaban agarrados a su padre. Una estampa muy diferente a la que protagonizaron en el bautismo de la única hija de los duques. Entonces, la protagonista del día llegó en un precioso carricoche empujado por su madre, al que su hermano mayor se asomó con curiosidad varias veces para comprobar si su hermana estaba bien.

La duquesa repite de blanco

Para esta ocasión, la duquesa de Cambridge ha vuelto a repetir de color blanco, como ya hizo en el bautismo de su hija. La esposa de Guillermo de Inglaterra volvió a confiar en Alexander McQueen con un vestido blanco de manga larga, con escote en pico, y un impresionante diadema de Jane Taylor . El moño, bajo, deja el protagonismo a los pendientes con forma de flor, que dicen podrían ser un regalo del Príncipe Guillermo por el nacimiento del pequeño.

De izda a dcha, los bautizos de los príncipes Luis, Carlota y Jorge
De izda a dcha, los bautizos de los príncipes Luis, Carlota y Jorge - GTRES

También de blanco ha llegado la duquesa de Cornualles. Por su parte, los príncipes Guillermo y Harry han coincidido en el traje con corbata azul. Por su parte, Meghan Markle ha preferido una firma americana y ha elegido un bonito diseño verde oliva de Ralph Lauren con tocado a juego de Stephen Jones.

GTRES
GTRES

Pero si hay dos asistentes que han centrado las miradas, esos han sido los hijos mayores de los duques de Cambridge. El príncipe Jorge, con pantalones azul marino y camisa blanca con ribetes azules, iba a juego con su hermana, con el pelo suelo y vestido blanco con flores azules.

Los «looks» que nos recuerdan su estilismo en el bautizo de su hermano
Los «looks» que nos recuerdan su estilismo en el bautizo de su hermano - GTRES

Dos looks que, por cierto, recuerdan a anteriores apariciones de los pequeños. Y es que a Jorge de Cambridge ya le hemos visto con una camisa parecida, solo que en aquella ocasión de manga larga, en unas fotografías distribuídas por Kensington Palace tras el nacimiento de su hermana. Por su lado, los vestidos florales en tonos blancos y azules no son extraños a Carlota de Cambridge, quien lució modelos similares tanto el día que fue al hospital a conocer a su hermano pequeño como en su viajes oficiales a Canadá o Alemania, además de en la postal navideña de los duques para 2017.

Segundo plano para Meghan Markle

Desde su entrada en escena, la duquesa de Sussex se ha convertido en el miembro de los Windsor más buscado por la prensa. Y el bautizo de Luis de Cambridge ha vuelto a poner el foco en la relación de ambas cuñadas, con varios gestos en los que los tabloides británico ya leen un «ninguneo» a Markle por parte de Catalina de Cambridge.

Los duques de Sussex en el bautizo de Luis de Cambridge
Los duques de Sussex en el bautizo de Luis de Cambridge - GTRES

Si en el «Trooping the colour» corrieron ríos de tinta por la posición que ocupó la esposa de Harry de Inglaterra en el balcón del palacio de Buckingham, en segunda fila detrás de la duquesa de Cambridge, el vídeo compartido por el palacio de Kensington del bautizo ha avivado los rumores de que la esposa de Guillermo de Inglaterra se siente «eclipsada» por su cuñada.

Markle, detrás de la duquesa de Cambridge en el «Trooping the colour»
Markle, detrás de la duquesa de Cambridge en el «Trooping the colour»- GTRES

Tal y como se puede ver en la grabación, los duques de Sussex llegaron en tercer lugar a la capilla de St. James, justo detrás de los duques de Cambridge y de Carlos de Inglaterra con la duquesa de Cornualles. La grabación dura apenas un minuto, pero en todo momento se le da protagonismo a Catalina de Cambridge, con el Príncipe Luis en brazos, dejando en un segundo plano al Príncipe Harry y a Meghan Markle.

Un hecho que, dado el interés que despierta la duquesa de Sussex, ha llamado la atención a los medios británicos. Eso sí, también hay quien ve un favor de cuñada a cuñada y recuerda el 'gesto' de Catalina de Cambridge en la boda de sus cuñados, eligiendo un vestido tan parecido al que lució en el bautizo de su segunda hija que muchos pensaron que repetía el diseño.

Las Middleton eligen el azul

Si en los bautizos de sus otros dos sobrinos Pippa Middleton siempre ha ido a juego con su hermana -amarillo en el de Jorge, blanco en el de Carlota-, en esta ocasión se ha distanciado de la duquesa con un vestido azul con botones y tabla de faldas de Alessandra Rich que deja intuir su tripita en su sexto mes de embarazo.

GTRES
GTRES

De azul iba también su madre, Carol Middleton, quien llegó muy sonriente junto a su marido.