La polémica portada
La polémica portada - rolling stone

Sinead O’Connor pide boicotear a la «Rolling Stone» por su portada con Kim Kardashian

La «socialité» luce escote en la última edición de la revista, algo que en la opinión de la cantante irlandesa ha marcado la «muerte de la música»

Actualizado:

Sinead O'Connor, la cantante y compositora irlandesa conocida por expresar abiertamente sus opiniones, ha llamado a boicotear a la revista «Rolling Stone» debido a su última portada. La indignación de O'Connor está en que la revista musical ha colocado en su primera plana de su última edición a la socialité Kim Kardashian luciendo un escote muy prominente.

A juicio de la irlandesa, una figura como Kardashian, estrella de la «real TV», no debería aparecer en esta revista. La compositora se ha expresado sobre el tema con palabras altisonantes a través de una publicación en su cuenta oficial de Facebook.

«¿Qué hace esta prostituta en la portada de la Rolling Stones? La música ha muerto oficialmente. ¿Quién diría que será la Rolling Stones quien la mataría?», ha escrito O'Connor.

«Ya no se puede esperar que Simon Cowell y Louis Walsh carguen con la culpa. Bob Dylan debe estar horrorizado. Boicot a la Rolling Stone», ha dicho.

La cantante, quien hace muy poco tiempo anunció que no cantaría más su éxito «Nothing compares 2U», ha respondido a los fanáticos que han comentado a su publicación.

Muchos de los comentarios son a favor de las declaraciones de la cantante, aunque algunos explican que la publicación ha dejado de estar al servicio de la música desde hace décadas. «La Rolling Stones dejó de ser una revista seria de música hace mucho tiempo, pero sí, esta opción de portada molesta mucho ¿Por qué las Kardashian están en todas partes?», ha escrito uno.

«No vamos a pretender que esta es la primera portada de alguien que no es músico, o la primera con una estrella de la televisión. La Rolling Stone dejó de ser una revista de música hace tiempo. Supéralo», escribió otra persona. «A Bob Dylan quizás no le importe nada algo tan trivial como esto», respondía otra persona.