Imagen de archivo de la actriz Blake Lively en la alfombra roja
Imagen de archivo de la actriz Blake Lively en la alfombra roja - reuters

Ryan Reynols desvela por qué Blake Lively está siempre estupenda en la alfombra roja

El actor explicó en una charla con fans que su casa se convierte en un campo de batalla antes de cada aparición pública

Actualizado:

Podría parecer que la actriz Blake Lively se levanta cada mañana perfecta para posar en una alfombra roja y llevarse todas las miradas. La intérprete es musa de diseñadores como Karl Lagerfeld y apenas tres meses después de dar a luz a su hija James, que nació el pasado mes de diciembre, posaba espectacular para los flashes es la alfombra roja de su nueva película, «The Age of Adeline». Pero no. Gracias a dios, Ryan Reynolds ha demostrado que su mujer es normal y humana, y que como a cualquier otra persona normal y humana lucir perfecta le lleva su tiempo.

«Vosotros conocéis al producto terminado, envasado y listo para consumir», aseguró el actor durante una entrevista en AOL, «yo conozco el armario hecho un desastre. Bueno, el armario, el dormitorio, la cocina... No sé cómo ni por qué los zapatos acaban en el congelador, pero hay que pelearse con los tacones para coger un helado», bromeó. Reynols aseguró que una alfombra roja en su casa se convierte en «un evento de alto riesgo» en el que vuelan «las patadas de kung fu para quitarse unos pantalones y ponerse uno u otro vestido».

Una intensidad que, para desgracia del actor, divierte a su hija James. «Se ríe muchísimo viendo a su madre enloquecer», comentó. La primogénita del matrimonio tiene ya seis meses, una edad en la que los bebés comienzan a hacer esas monerías que tan locos vuelven a los padres. «Tener un hijo no te hace envejecer porque te despiertes cada cinco segundos por la noche... Te vuelve viejo porque te quedas mirándole y el tiempo vuela sin que te des cuenta», confesó Reynolds.

El matrimonio está atravesando una de las etapas más dulces de su vida. Casados desde el año 2012 en una ceremonia íntima, están volcados en su hija y en su trabajo. Blake ha aprovechado los meses de baja de maternidad para explotar su vena como diseñadora de ropa junto a Amour Vert, unos diseños a la venta en la página web de Preserve que no tardaron en agotarse.