Mariann Barrena, la mujer que hace «feliz» a Carlo Ancelotti
Mariann acompañó a Carlo en su presentación - efe

Mariann Barrena, la mujer que hace «feliz» a Carlo Ancelotti

Se casaron el pasado fin de semana. Ella le acompaña a todos lados y siempre permanece en un segundo plano

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Carlo Ancelotti se casó el pasado fin de semana. El entrenador del Real Madridcontrajo matrimonio con Mariann Barrena en una ceremonia íntima en Vancouver, ciudad natal de la novia. Como acostumbran en su vida privada, el feliz acontecimiento transcurrió con total discreción. ¿Quién es la mujer que ha convertido, por segunda vez, al míster en un hombre casado?

Mariann Barrena conoció a Carlo Ancelotti cuando el entrenador trabajaba en el Chelsea. Por ese entonces, Ancelotti estaba divorciado de la madre de sus dos hijos y Mariann se encontraba en la misma situación, pero en su caso solo tenía una hija.

Aunque ella es una mujer de negocios, no dudó en seguirle cuando al entrenador le fichó el París Saint Germain y mucho menos cuando hizo lo propio el Real Madrid en 2013. No en vano, Mariann tiene raíces españolas y está familiarizada con nuestro país. Su padre nació en Sigüenza y su madre en Santander. Según contó ABC el año pasado, Mariann nació en Canadá después de que sus padres se instalaran allí. Pese a que nunca antes había vivido en España, sí había venido de visita para ver a su padre, que volvió a Sigüenza tras divorciarse.

Durante los años que vivió en Canadá, Mariann se casó con Mr. McClay, un magnate minero. Juntos comenzaron una relación de la que nació su hija: una adolescente que ya ha cumplido 17 años y que estudia en un exclusivo internado londinense.

Integrados en España

La prensa puso cara a Mariann el 26 de julio de 2013, durante la presentación de su entonces novio en el Real Madrid. La rubia permaneció a su lado, pero en un segundo plano. Pocas veces más se la ha visto. Instalados en un piso en el centro de Madrid, cerca del hotel Ritz, Ancelotti desvela poco de su vida privada en las redes sociales y nunca publica instantáneas con su recién estrenada mujer o con sus hijos. Por su parte, Mariann ni siquiera tiene redes sociales.

Durante sus vacaciones en la ciudad canadiense han acudido a un concierto de Michael Bublé y han animado a Italia en los partidos del Mundial. La relación de los hijos de ambos con las parejas de sus padres es excepcional, prueba de ello es que todos fueron a la unión del matrimonio. La única vez que Carlo ha hablado por las redes sociales de su familia ha sido tras su boda: «Feliz por mi unión, por ver juntas nuestras huellas y colores... Gracias @artistlorenzo por este maravilloso regalo».