Las víctimas quieren que la nueva ley impida la negociación con ETA
Representantes de las diferentes asociaciones de víctimas del terrorismo - efe

Las víctimas quieren que la nueva ley impida la negociación con ETA

Los afectados reclaman que nadie que «apoye, ampare, legitime o justifique el terrorismo pueda acceder a las instituciones democráticas»

MADRID Actualizado:

Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), Covite, Dignidad y Justicia, Fundación Miguel Ángel Blanco y Fundación Gregorio Ordóñez han entregado en el Congreso a los diferentes grupos arlamentarios siete enmiendas a la nueva Ley de Víctimas del Terrorismo enfocadas a garantizar que en ningún caso el Gobierno negocie con los terroristas, antes al contrario, que busque su derrota definitiva, y descarte cualquier privilegio para los criminales en forma de impunidad.

A través de la primera de las enmiendas, estas asociaciones quieren que se añada al texto de la nueva Ley: «El Estado se compromete a perseguir la derrota definitiva del terrorismo en todas sus manifestaciones, entendiendo la derrota del terrorismo como su desaparición total, definitiva, unilateral y sin contrapartida de ningún tipo». Por la segunda, pretenden que se agregue: «Los poderes públicos se comprometen a no emprender ningún proceso de diálogo o negociación que suponga el pago de cualquier precio o contraprestación a los terroristas».

Existen «víctimas y terroristas»

A través de la tercera enmienda persiguen que ningún partido o agrupación «que apoye, ampare, legitime o justifique el terrorismo pueda acceder a las instituciones democráticas». En este sentido, se «adoptarán las medidas necesarias para impedir la continuidad de los electos de dichas formaciones que ya lo hubieran hecho». Asimismo, y ya en la cuarta enmienda, se pide que los poderes públicos «trabajarán para impedir la impunidad de los crímenes terroristas en cualquiera de sus manifestaciones y velarán para que los terroristas cumplan íntegramente sus penas de acuerdo con lo establecido por la legislación penal». La nueva Ley, según la quinta enmienda, debe dejar claro «la existencia de víctimas y terroristas». Dicho esto, en un escenario final, que las «víctimas sean vencedoras y los terroristas, vencidos». De acuerdo con la sexta enmienda, «las víctimas tendrán el derecho a ser informadas previamente de todas las modificaciones en la situación penitenciaria de los condenados por delito de terrorismo hasta el momento del cumplimiento íntegro de sus respectivas penas».

Por último, las víctimas quieren que las medidas excepcionales con el objetivo de flexibilizar el sistema penitenciario no se aplique a las personas condenadas por delitos de terrorismo. Los afectados por el terror temen en este sentido que la medida aplicada a «Txelis» abra la puerta a la excarcelación más o menos masiva de etarras.

Las víctimas del terrorismo proclamaron ayer que «no estamos ni amortizadas, ni derrotadas ni acalladas». En este sentido, criticaron las recientes declaraciones de Zapatero en las que dijo que los «pasos» de Batasuna «no serán en balde».