Juan María Aburto tras ser elegido, junto a su antecesor, Ibon Areso
Juan María Aburto tras ser elegido, junto a su antecesor, Ibon Areso - EFE

El PNV tomará hoy el control de los ayuntamientos de las tres capitales vascas

Juan Mari Aburto, Gorka Urtaran y Eneko Goia serán reelegidos alcaldes con el apoyo del PSE

BilbaoActualizado:

Quedan pocas incógnitas por despejar en los principales ayuntamientos vascos, que volverán a ser regidos por el PNV. El acuerdo de gobernabilidad suscrito con el PSE esta misma semana asegura la reelección de los candidatos nacionalistas en Bilbao, San Sebastián y Vitoria, así como en aquellos municipios en los que la alianza entre Bildu y Podemos no sume mayoría.

La tarde de ayer se hizo oficial el acuerdo de Gobierno entre PNV y PSE en Bilbao, donde el nacionalista Juan Mari Aburto será reelegido alcalde. El pacto se suscribirá este mismo sábado, antes del inicio del pleno de constitución del Ayuntamiento.

En San Sebastián, nacionalistas y socialistas no han logrado todavía cerrar un acuerdo, aunque las negociaciones se retomarán el lunes, según confirmaron a EP fuentes municipales. En cualquier caso, nada impedirá a Eneko Goia repetir en el cargo gracias al apoyo de los cinco concejales del PSE. Una alianza que no bastará para conseguir la mayoría absoluta en Vitoria, cuyo Consistorio estará regido por el candidato del PNV, Gorka Urtaran.

Al margen de las capitales, el acuerdo con el PSE permitirá al PNV mantener el poder en municipios como Zaldibar o Andoáin, en los que fue EH Bildu el partido más votado en las pasadas elecciones. El apoyo de los socialistas también será determinante para que los nacionalistas regenten territorios en los que obtuvo los mismos escaños que los independentistas, como es el caso de Alonsótegui o Lezo. El PSE retendrá el mando en el municipio guipuzcoano de Pasajes, donde quedó como segunda fuerza por detrás de EH Bildu.

Acuerdos entre Bildu y Podemos

Existen diversas localidades en las que la alianza de nacionalistas y socialistas no alcanza la mayoría. Es el caso, entre otras, de Galdácano y Durango, dos ciudades vizcaínas que pasarán a estar bajo el control de los soberanistas gracias al apoyo de Elkarrekin Podemos.

De esta forma, el nuevo alcalde de Galdácano será el soberanista Iñigo Hernando, de EH Bildu, que ha logrado arrebatar al PNV la alcaldía del municipio vizcaíno con el apoyo de AZK, UH y Elkarrekin Podemos, que también tendrá representación en el Gobierno municipal.

La alianza con Podemos bastará a los radicales para hacerse también con el ayuntamiento de Durango e incluso con el de Arrigorriaga. En este último municipio Podemos no se presentó como tal, si bien dirigentes de la formación se encuentran inscritos en la asociación vecinal Arrigorriaga Gara, que conformará un Gobierno en minoría con EH Bildu.

Por otro lado, los soberanistas suscribieron ayer otro acuerdo con Podemos para gobernar en coalición en la localidad guipuzcoana de Rentería, de forma que no cambiará el color del ayuntamiento. Lo mismo sucederá en Elorrio.

Tensión en Labastida y Laguardia

El PP fue el partido más votado en los municipios alaveses de Labastida y Laguardia, que sin embargo serán gobernados por dirigentes del PNV. La formación nacionalista está cerca de cerrar sendos acuerdos con EH Bildu para desplazar a los populares de las alcaldías.

En Laguardia, el equipo de César García de Olano obtuvo tres concejales, los mismos que el PNV y uno menos que Bildu. Se da la circunstancia además de que el único edil del PSE deberá apoyar también al nacionalista Lucio Castañeda para hacer efectivo el acuerdo de gobernabilidad alcanzado con el PNV.