Sanfermines 2012: Suspendido de nuevo el «Riau Riau» en Pamplona
Instantes antes de que se suspendiese el «riau riau» - pablo ojer

Sanfermines 2012: Suspendido de nuevo el «Riau Riau» en Pamplona

Las peleas entre algunos jóvenes han impedido que este año se recupere la tradición como estaba previsto

Pablo Ojer
Pamplona Actualizado:

El Riau Riau se ha suspendido de nuevo en Pamplona, aunque se presentaba como la principal novedad del programa oficial de las fiestas de San Fermín de este año. Y es que se iba a intentar celebrar 16 años después de la última celebración ya que durante los 80 tuvo que ser suspendido todos los años debido a la violencia de los abertzales radicales. [Puedes seguir toda la información de San Fermín, en ABC.es]

El Riau Riau es el acompañamiento que hacen los ciudadanos a la Corporación municipal hacia la Capilla de San Fermín donde se celebran las Vísperas. Durante este recorrido, los jóvenes que abarrotan la calle Mayor bailan al ritmo de un vals que se llama Riau Riau. De ahí el nombre del acto. La cita era esta tarde a las 17:30 horas en la Plaza Consistorial y se presentaba con una gran expectación sobre lo que pueda suceder durante el acto. La aparente relajación del problema terrorista ha animado al Ayuntamiento a incluirlo definitivamente en el programa oficial. Durante los últimos años, una asociación de mayores y la peña Mutilzarra han celebrado el acto, pero sin tener carácter oficial. Sin embargo, al final ls peleas entre algunos jóvenes han impedido que este año se recupere la tradición como estaba previsto.

La plaza, abarrotada

A las cinco y media la plaza Consistorial se encontraba abarrotada de gente, en su mayoría jóvenes, dispuestos a recuperar la tradición. Gritos de San Fermín San Fermín animaban a la Corporación que esperaba en el zaguán del Ayuntamiento. Ha salido la banda de música municipal de La Pamplonesa, protegida por un cordón de policía municipal. Ha sido en este momento cuando un grupo de radicales han comenzado a proferir gritos de «UPN Kampora» (UPN fuera) y han empujado el cordón de policía para impedir su paso. Grupos de jóvenes favorables a la celebración del acto han comenzado a enfrentarse a los radicales hasta que han aparecido los puñetazos.

Entre empujones y puñetazos, la policía municipal ha decidido que era mejor retirarse nuevamente al zaguán del Ayuntamiento. A pesar del intento de los jóvenes de abrir un cordón que permitiera nuevamente la salida de la banda de música y de los concejales. Pero después de unos minutos y ante la continuidad de la tensión, finalmente el alcalde ha decidido suspender el acto.

De esta manera, posiblemente se ha matado y enterrado uno de los actos más bonitos y tradicionales de los Sanfermines que databa de 1912. Los violentos han conseguido su propósito y es casi imposible que ningún alcalde vuelva a plantear la recuperación del Riau Riau.