tiroteo mortal en afganistán

Unas 200 personas se manifiestan a la entrada de la base tras el tiroteo

El Gobierno española ha informado de que se acercaron a Qala i-Naw para interesarse por lo ocurrido y se les informó por megafonía. Reclamaron entonces el cuerpo del policía afgano

efe
madrid Actualizado:

Unas 200 personas se manifestaron frente a la base de Qala i Naw, en la provincia afgana de Badghi, tras el tiroteo con un policía afgano, en el que fallecieron dos guardias civiles españoles, han informado fuentes gubernamentales, que precisan así las cifras iniciales que hablaban de miles de personas. Según estas fuentes, unos doscientos civiles se acercaron a la base donde los guardias civiles imparten cursos de formación a la policía afgana para interesarse por lo ocurrido al escuchar el tiroteo, iniciado por un policía afgano, y que se saldó con los dos guardias civiles muertos, un intérprete nacionalizado español y el propio policía afgano. Las mismas fuentes han querido dejar claro que en ningún momento los civiles intentaron tomar la base y que estos fueron informados por la megafonía de la situación ocurrida. Los concentrados reclamaron el cadáver del policía afgano y, en estos momentos, un juez de este país se encuentra en el interior de la base para autorizar la entrega del mismo. Asimismo y según las fuentes del Gobierno, el coronel Trascasa y comandante de la base ha mantenido conversaciones con las autoridades civiles y el jefe de la policía afgana, que se ha desplazado al lugar. El Gobierno también prevé que la repatriación de los guardias civiles, de los que aún no se ha facilitado la identidad, se produzca lo antes posible.