Dos instantáneas del Samuelillo en redes sociales - BADOO / Más de 100 detenciones, pero 'Samuelillo' y 'el Goyito' vuelven a la calle

Samuelillo: el criminal que busca novia en Badoo y sus andanzas con los hermanos Marrones

El grupo de aluniceros, asentado entre Madrid y Toledo, tenía en jaque a la Policía Nacional, que los ha detenido. El juez los ha dejado en la calle

MADRIDActualizado:

Se llama Samuel Escudero de la Rosa, tiene 26 años y busca novia por la red social Badoo. Hasta ahí, nada extraño en un joven. Pero este sujeto, conocido como el «Samuelillo», tiene una faceta mucho más oscura: de ser el lugarteniente de Gregorio Rodríguez Sánchez, el «Goyito», del que recibía órdenes desde la cárcel, ha pasado a tener su propia banda de aluniceros.

Su «juntiña» no le va a la zaga. En Madrid se mueve con Lisardo García García, de 28 años y Damián Ruiz González, de 38, quienes también han sido detenidos en la llamada operación Frutal. Desde el pasado 14 de enero de madrugada, cuando reventaron una tienda oficial de Appel en la calle de Jorge Juan, 57, en pleno Barrio de Salamanca, el Grupo XXI de la Brigada de Policía Judicial de Madrid andaba tras ellos.

Pero no actuaban solos. La otra pata del grupo criminal, la toledana, la conformaban los hermanos José y Óscar Villar Benito, miembros del clan de los Marrones y residentes en la urbanización Calypo Fado. El mote lo dice todo. Los cinco fueron detenidos los días 29 y 30 de abril y contaban ya con 44 antecedentes policiales previos.

Además de los alunizajes por el método de los mazazos, Pero asestaban golpes a camiones estacionados en áreas de servicio, mientras sus conductores dormían o estaban comiendo. En total, se les acusa de 18 hechos delictivos, se les ha incautado de tres vehículos robados que portaban matrículas falsas y que usaban en sus robos, y también se les imputa tenencia ilícita de armas, puesto que escondían tres, dos de ellas detonadoras. Se han practicado cinco registros.

Robaban coches de alta gama para desplazarse a sus objetivos, desde estanco a gasolineras. Se sospecha que trabajaban a la carta. La Policía ha recuperado numerosas cajas con casi 500 altavoces inalámbricos en Toledo y otros tantos en Madrid. Uno de los encartados fue detenido precisamente cuando conducía un coche robado.

Los hechos ahora esclarecidos se cometieron en Madrid, Cuenca, Burgos y Toledo. Los sospechosos han pasado a disposición judicial pero el juez ha tenido a bien dejarlos en libertad con cargos, por lo que deben de estar delinquiendo de nuevo.

El «Samuelillo» ya fue arrestado en enero de 2017 por liderar una banda de otras nueve personas y perpetrar 66 golpes en apenas tres meses. Entonces, entró en prisión. Ya le daban a las máquinas de tabaco de bares y gasolineras. De hecho, con aquella operación, se consiguió reducir en un 300% la sustracción de este tipo de mercancía. Sacaban unos 4.000 euros en cada asalto, llegando a cometer hasta cuatro en una noche. Su temeridad les llevaba a hacerse fotos conduciendo a 240 kilómetros por hora. También «hacían» entonces camiones de carga.