Ignacio Aguado, Rocío Monasterio e Isabel Díaz Ayuso - ABC| Vídeo: Aguado: «Si nada lo remedia, es muy probable que vayamos a segundas elecciones»

Fracasa la reunión entre PP, Cs y Vox en la Asamblea para intentar desbloquear la investidura

«No he sido capaz de convencer a la señora Monasterio de que no bloqueara la investidura de Díaz Ayuso», ha dicho el líder de Ciudadanos en la región

Monasterio no cierra la puerta a un acuerdo antes de que se agote el plazo que obliga a convocar elecciones si ningún candidato es investido

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Fracasa la reunión entre PP, Cs y Vox en la Asamblea para intentar desbloquear la investidura. Así, la Comunidad de Madridcontinúa sin un pacto para poder investir a la popular Isabel Díaz Ayuso y este miércoles se celebrará una investidura sin candidato. «No habrá candidato a la investidura», ha sentenciado Ignacio Aguado, que ha comparecido ante los medios al término de la reunión. «No he sido capaz de convencer a la señora Monasterio de que no bloqueara la investidura de Díaz Ayuso», ha dicho el líder de Cs en la región.

«Nosotros lo que estamos pidiendo es que haya un punto mínimo común que podamos tener los tres. El primer paso era sentarse a hablar y por eso estoy muy contenta», ha dicho Monasterio, que valora positivamente el encuentro al «ser un primer paso». La líder de Vox en la comunidad ha reconocido que es «optimista» y no ha descartado que las tres formaciones alcancen un acuerdo antes de que la región tenga que volver a convocar elecciones.

Reunión a tres

Las tres formaciones se han reunido este martes en la Asamblea de Madrid para tratar de desbloquear la investidura a escasas 17 horas del pleno, después de que Ignacio Aguado, portavoz de la formación «naranja» pidiese a los representantes de los otros partidos políticos mantener una encuentro para reconvertir el pleno sin candidato convocado para mañana, a las 12.00 horas.

Este encuentro se ha producido el mismo día en el que el presidente de la Asamblea, Juan Trinidad, ha mantenido la segunda ronda de contactos con los grupos políticos. Tras esta, ha anunciado que ningún candidato contaba con los apoyos para una investidura viable dado que Vox ratificó su «no» a la popular Isabel Díaz Ayuso, después de que PP y Ciudadanos firmasen un acuerdo y, según estos, les dejasen fuera.

El pleno de investidura sin candidato puede ser modificado hasta incluso minutos antes de su celebración, aunque por «cordialidad» se había acordado que en caso de que hubiera alguna alteración se comunicase un día antes.

La segunda ronda de contactos llevada a cabo por Trinidad tenía la intención de constatar si la situación había variado tras la firma del pacto entre PP y Cs y podía haber una investidura viable. Pero Vox ha mantenido su rechazo a ofrecer sus 12 diputados a Díaz Ayuso para que pueda ser investida, al estimar que PP y Ciudadanos le «ningunean» e «ignoran».

PP (30 escaños) y Ciudadanos (26) necesitan los votos del partido de Santiago Abascal para alcanzar una mayoría suficiente, puesto que juntos solo suman 56 escaños, mientras que el candidato socialista, Ángel Gabilondo, añade a los 37 diputados del PSOE los de Más Madrid (20) y Unidas Podemos (7), en total 64.

Para que salga adelante la investidura de un candidato es necesaria la mayoría absoluta en la primera votación (67 escaños) o una mayoría simple en la segunda, es decir, más votos a favor que en contra.

Dos meses de plazo

A partir de este miércoles, al no haber previsiblemente ningún candidato, empieza a correr el plazo de dos meses –que acaba el 10 de septiembre–, tras el cual, si ningún aspirante consigue ser investido, habría que convocar nuevas elecciones.

Cabe la posibilidad de que, pese a que el pleno de investidura se ha convocado sin candidato, podría proponerse un aspirante si alguno garantiza que tiene los apoyos suficientes, como contempla el nuevo reglamento de la Asamblea.

El acuerdo programático y de gobierno que han firmado PP y Cs quedará en papel mojado si no consigue el respaldo de los diputados de Vox, que por ahora se niega a dárselo.

Y se niega porque el líder de Cs, Albert Rivera, mantiene que no se va a reunir con el presidente de Vox, Santiago Abascal, como le ha pedido éste para desbloquear las investiduras de Madrid y Murcia.