Díaz Ayuso y Aguado, durante la firma del pacto de gobierno para la Comunidad de Madrid
Díaz Ayuso y Aguado, durante la firma del pacto de gobierno para la Comunidad de Madrid - ISABEL PERMUY

Los «guiños» de PP y Cs a Vox en su pacto para gobernar Madrid

Sus 155 medidas incluyen peticiones de Monasterio, como revisar la ayuda internacional y subvenciones, y Ayuso se aviene a matizar la ley de LGTBIfobia

MADRIDActualizado:

El documento de 155 medidas que PP y Ciudadanos pactaron ayer hace «guiños» a Vox y a sus peticiones, pero no está claro que vaya a ser suficiente para convencerles. De hecho, aunque recoja de manera matizada algunas de sus peticiones –sobre ayuda exterior, subvenciones o inmigración–, no ha logrado hacer cambiar de opinión a la líder de Vox, que insistía ayer en que «no hemos dado el apoyo a Díaz Ayuso» ni pensaban cambiar de opinión cuando hoy la llame de nuevo el presidente de la Asamblea, Juan Trinidad, a la nueva ronda de contactos.

Esta tiene como objetivo comprobar si se ha producido algún cambio en la postura de los partidos con respecto a la semana pasada. Va a ser más breve: en poco más de una hora, se habrá visto con los seis portavoces de los grupos políticos representados en el Parlamento madrileño. Si nada ha cambiado, es de suponer que la sesión del día 10 seguirá siendo un pleno sin candidato. Ángel Gabilondo, no obstante, le recordó por escrito a primera hora de ayer que debía convocar esta nueva ronda «en el caso de existir nuevas propuestas por parte de los grupos parlamentarios, acerca de la investidura».

Sanidad: Más atención primaria y menos listas de espera

El documento garantiza que la Sanidad pública seguirá siendo gratuita, y determinadas medidas para modernizar la Atención Primaria, eliminando tareas burocráticas. Promete un plan de choque para reducir la lista de espera sanitarias, con apertura de quirófanos por la tarde y los fines de semana; una Ley de Farmacia, y como guiño a Vox, la colaboración con el Gobierno central para «evitar el turismo sanitario».

Educación: «Convicciones morales»

De nuevo se recogen, matizadas, peticiones de Vox: garantizar la libertad de los padres «a educar a sus hijos según sus convicciones morales». Esto supone, dijo Aguado, nada más que cumplir lo que dice la Constitución. Díaz Ayuso fue más allá y se abrió a que el Parlamento madrileño estudie aspectos en que ha recibido quejas de padres como «los talleres afectivos» o la «inversión de la carga de la prueba». De este modo, «enmendaba» de alguna manera una ley que su antecesora, Cristina Cifuentes, aprobó con unanimidad de la Asamblea aunque con dos diputados populares ausentes.

Otros puntos proponen libertad para escolarizar a hijos con discapacidad en centros especiales u ordinarios, gratuidad de los libros de texto; el fomento de la ampliación de horarios escolares para «favorecer la conciliación»; una Ley de Universidades; y más fondos para becas.

Familia y Asuntos Sociales: Oficina de Atención Preferente

Las personas en el centro: es la filosofía de estas medidas que fomentarán programas de lucha contra la soledad no deseada, un proyecto de atención combinada de padres mayores con hijos adultos con discapacidad, o el concierto social para la contratación de servicios sociales. Además, la consejería se centrará en las familias, ampliando los beneficios para las numerosas; y propone un plan de apoyo a la maternidad que incluya ayudas en el embarazo y el postparto.

Igualdad: Defensa de los derechos del colectivo LGTBI

Los puntos 58 a 63 se dedican a la defensa de la diversidad y la igualdad, y a la defensa expresa de los derechos del colectivo LGTBI y a la «lucha contra la Violencia Machista».

Economía: Autónomos, Ifema y un ojo en el Brexit

En este capítulo se propone reducir los tiempos para crear empresas en la región, el refuerzo e impulso a Ifema, y la potenciación de la Oficina Invest Madrid, con especial atención a las oportunidades que genere el Brexit.

Hay también un conjunto de medidas de apoyo a autónomos, como la tarifa plana durante dos años de 50 euros, o los programas de segunda oportunidad, además de la atención específica al pequeño comercio. En materia de empleo, se potenciarán programas de formación y se mantendrán ayudas a la contratación.

Vivienda: Construcción de pisos públicos para alquiler

El Gobierno de coalición PP-Cs promoverá un Plan de Vivienda que fomente la construcción de un parque de pisos en suelo público para rebajar precios de alquiler. También habrá ayudas a la emancipación de los jóvenes, y se establecerán seguros para los propietarios que arrienden sus viviendas. Otra medida se dirige a combatir las okupaciones ilegales y las mafias que las promueven.

Transporte: Metro 24 horas en fin de semana y tarifa plana

Entre las propuestas más llamativas, están las relacionadas con el transporte: tarifa plana de los abonos en fin de semana, transporte público gratuito para los mayores de 65 años, o iniciar estudios para abrir el Metro 24 horas los fines de semana. Prometen además hacer posible el pago por móvil para el acceso a toda la red de transportes públicos de la región.

Medio Ambiente: Ley de Eficiencia Energética de la región

Las medidas medioambientales incluyen una Ley de Eficiencia Energética, plan de incentivos para comprar vehículos de bajas emisiones, repoblación con 500.000 árboles; medidas contra la despoblación como la llegada del internet de alta velocidad a los núcleos rurales; y una Estrategia contra el Maltrato de animales de compañía.

Cultura: Ley de Mecenazgo y Plan de Turismo

Un impulso a la moda como disciplina creativa, ayudar a los municipios para que actualicen los catálogos de edificios protegidos; un Plan Estratégico de Turismo que diversifique los mercados emisores y consiga un turismo no estacional; y más coordinación en esta materia con el Ayuntamiento.

Hacienda: Bajada fiscal del IRPF

Entre las bajadas fiscales, cita el documento la tarifa autonómica del IRPF, y también las deducciones autonómicas.

Los «guiños»: Subvenciones, ayuda exterior y corrupción

Varios de los planteamientos que se hacen en el documento programático responden, más o menos fielmente, a las exigencias de Vox. Por ejemplo, señalan que se «evaluará el impacto socioeconómico de las políticas públicas y de las subvenciones concedidas en la Comunidad de Madrid», en respuesta al escrito de Vox que pedía «suprimir las subvenciones destinadas a financiar chiringuitos, entes públicos, sindicatos (...) que no respondan a criterios razonables de uso del dinero público».

Vox pedía: «Se eliminará la ayuda al exterior, que debe ser competencia exclusiva del Estado». El documento recoge en su punto 50: «En materia de ayuda al exterior, se procederá a una evaluación de las actuaciones y, en todo caso, se actuará en plena coordinación con la Administración General del Estado». Además, ante las peticiones relativas a la inmigración, el acuerdo incluye en su punto 51 que «colaboraremos (...) para favorecer una inmigración ordenada y legal y se garantizará que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad tengan acceso a la información de la que disponga la Administración regional relativa a extranjeros en situación irregular».