La candidata popular Isabel Díaz Ayuso, en un reciente acto de su precampaña
La candidata popular Isabel Díaz Ayuso, en un reciente acto de su precampaña - PARTIDO POPULAR

El PP defiende que su candidata a veces va a los actos «en transporte público o la lleva su novio»

Justifica que use el coche del grupo parlamentario cuando la acompañan diputados y como «acción política» y lo consideran «moral y legal»

MADRIDActualizado:

Usar el coche del grupo parlamentario popular para hacer precampaña es «moral y legal». Así lo entiende el portavoz del PP en la Asamblea, Enrique Ossorio, que justifica que la candidata de su partido a la presidencia regional utilice este vehículo en algunos de sus desplazamientos porque está haciendo «acción política», que es para lo que se aplican los medios con que cuenta el grupo parlamentario. En otras ocasiones, ha afirmado, la candidata Isabel Díaz Ayuso tiene que desplazarse «en su propio coche, en transporte público o la lleva su novio».

Ossorio salía al paso de la información adelantada por la Cadena SER que denunciaba el uso del coche oficial del grupo para los desplazamientos de la candidata, que no es diputada en la actualidad. El portavoz del grupo ha aclarado que se trata de un «coche de incidencias del grupo» que utilizan distintos diputados para sus desplazamientos y «he utilizado yo preferentemente». Ahora, ha insistido, «se decidió que desde la precampaña tenían preferencia para usarlo los diputados que están en el equipo de campaña que acompaña a la candidata».

Ha justificado que el uso del vehículo por Díaz Ayuso es «moral y legal», puesto que se paga con fondos que «son para acción política; si esto no lo es...». En todo caso, según ha asegurado, «me costa que la situación es que muchas veces tiene que ir a los actos en su propio oche, en transporte público y hasta que su novio la lleva». Ossorio ha recordado además que «Pedro Sánchez está utilizando el Falcon, el CIS y los viernes sociales» con fines electoralistas.

Desde el resto de las formaciones políticas se ha denunciado esta utilización, que Clara Serra (Podemos) considera un ejemplo de «utilización de las instituciones a modo de chiringuito». Tanto ella como el portavoz de Ciudadanos Ignacio Aguado o el del PSOE, Ángel Gabilondo, aseguran no utilizar el coche oficial en sus desplazamientos. Los dos primeros renunciaron a él, y Gabilondo -que no tiene ni coche propio ni carné de conducir- cuenta con un vehículo puesto por su partido, el PSOE, para facilitarle sus desplazamientos.