Gasolinera donde fue la víctima a pedir ayuda - ISABEL PERMUY/ VÍDEO: ABC

«La Manada de Villalba» violó por turnos a una discapacitada intelectual y la encerró en una casa

El único de los cuatro detenidos, de 18 a 30 años, que no la agredió en la vivienda la ayudó a escapar y la obligó a tener sexo

Sentencia La Manada, condenados a 15 años por violación

La sentencia de La Manada en directo

MadridActualizado:

Ha vuelto a ocurrir. Esta vez en el municipio madrileño de Collado Villalba. La víctima de la atrocidad cometida por esta desaprensiva Manada tiene 30 años, pero una edad mental de 12, ya que sufre una discapacidad intelectual del 65 por ciento. No tiene maldad. Por eso, cuando el pasado mes de agosto sobre las 23 horas cuatro sujetos residentes en el municipio, de 18, 20, 22 y 30 años, se acercaron a ella, no les resultó difícil engañarla. La mujer se fue con ellos con la promesa de que la iban a invitar a tomar un refresco o un helado.

La Manada de Villalba condujo a la mujer hasta la vivienda que ellos compartían en el pueblo. Una vez en su interior, la amenazaron e intimidaron con el fin de someterla a sus más bajos instintos. Fue, presuntamente, violada por turnos por tres miembros del grupo. Después, la dejaron encerrada bajo llave en una habitación para que no escapara. Quién sabe lo que pretendían hacer.

El único que no la agredió se ofreció a ayudarla a escapar, supuestamente, conmovido por sus lloros, lamentos y súplicas. Sin embargo, el buen samaritano resultó ser tan depravado y vil como sus compañeros. Tras conducirla hasta un descampado cercano de un polígono industrial del municipio de Collado Villalba, la obligó a mantener relaciones sexuales. En un momento dado, la joven logró zafarse de su agresor aunque no pudo evitar la violación. Destrozada, acudió como pudo hasta una gasolinera próxima, desde donde dieron la voz de alarma. Avisaron a la Guardia Civil y la trasladaron hasta el hospital del pueblo, en donde se activó el protocolo para este tipo de delitos. Era ya bien entrada la madrugada.

La víctima tiene 30 años pero una edad mental de 12. No tiene maldad y fue engañada por los delincuentes

Una vez que los familiares de la víctima denunciaron lo ocurrido, comenzó la investigación que condujo a los presuntos autores y a la casa donde ocurrieron los hechos. Para ello visionaron cámaras de seguridad, hicieron reconocimientos fotográficos y tomaron muestras de ADN. A finales de agosto, agentes del Instituto Armado detuvieron a tres sujetos por su supuesta participación en los hechos.

El último fue arrestado la semana pasada. Se trata del mayor de La Manada, de 30 años. Huyó a Santander tras la agresión y fue cazado cuando regresaba a Madrid en la estación de autobuses de Avenida de América. Tres de los encartados son españoles y el otro, marroquí. Este último tiene antecedentes por multiples robos, al igual que el mayor, además de violencia de género.

Todos están en prisión provisional, comunicada y sin fianza. Tres de ellos están acusados, además de agresión sexual, de retención ilegal.