Aparcamiento de la calle de Atocha que anuncia estar libre de multas - ISABEL PERMUY | Vídeo: Cómo evitar las multas, explicado en 1 minuto (DAVID CONDE)

Madrid Central ya multa sin pantallas que informen sobre los «parkings» libres

El Ayuntamiento inicia hoy las sanciones pese al caos de información del área restringida

MadridActualizado:

Las denuncias por atravesar la línea roja de Madrid Central sin autorización comienzan hoy. Sólo hay una forma de poder acceder al área cero emisiones con un vehículo con etiqueta B y C: aparcando en un parking de los 56 que figuran hasta el momento en la web del Ayuntamiento de Madrid. Pero ojo, puede haber otros autorizados que no estén en esta lista. Las prisas por la puesta en marcha real de esta medida han hecho que estacionar dentro de Madrid Central se convierta en una ruleta rusa fiscal. Las pantallas que ha de instalar la Corporación para detallar a los usuarios cuáles son los garajes y las plazas libres que tienen no llegarán hasta mayo, pese a que estos negocios ya han realizado una inversión de muchos ceros para ajustarse a la nueva Ordenanza de Movilidad.

Ante esta tesitura, el conductor hoy no tendrá claro en qué recinto puede meter su coche si va circulando por la zona, a menos que se haya empollado a conciencia el listado de garajes que se han incluido en la web municipal, o vaya mirando el móvil (multas de 200 euros y 3 puntos por usar el teléfono incluso con el coche parado) para encontrarlo. Y aun así, puede caer en la trampa. La calle de Atocha es un buen ejemplo.

En su acceso desde la plaza del emperador Carlos V, a la derecha, el aparcamiento público de Atocha, 123, ubicado en el edificio del Hotel Paseo del Arte, anuncia con un letrero luminoso «parking sin multas»; a la izquierda, el que está en la plaza del Reina Sofía, el de Sánchez Bustillo no pone nada. Ante la duda, cualquier piloto entraría en el primero, que no aparece como autorizado en la web municipal. En el hotel aseguran que está libre de multas. Una llamada al 010 tampoco resuelve la duda: «No nos aparece dicho parking en la base de datos, pero no quiere decir que no esté adherido. Quizás no se ha actualizado en la página web y sí figura como aparcamiento autorizado». El de Sánchez Bustillo, por el contrario, aunque no publicita el «salvoconducto», está libre de expedientes sancionadores.

Caída de ingresos del 20%

Joaquín Puldaín, presidente de Amega, asociación que agrupa a los empresarios de garajes y aparcamientos, denuncia que el periodo de multas llega sin información para sus potenciales clientes. Representa a más de 40 negocios de esta índole autorizados en Madrid Central y traslada que desde que entró en vigor el decreto del área, el 30 de noviembre del año pasado, estos establecimientos han perdidoun 20% de sus ingresos de media:«Los más perjudicados llegan hasta el 40% y los menos, un 10%». Lo que más tiene encendido a este sector es la inversión que le ha obligado hacer el Ayuntamiento y que no entrará en funcionamiento hasta, supuestamente, dentro de dos meses. «Esto implica que la plaza nos supone un gasto de entre 200 y 300 euros y no podemos asumirlo si encima no entran coches», apunta Puldaín.

El dueño de un herbolario ubicado dentro de Madrid Central, explica mientras echa miel de un gran bidón a tarros para sus consumidores que se ha reducido el tráfico «enormemente»: «La gente no tiene claro cómo y cuándo le multan, así que muchos nos dicen que directamente no entran».

El último balance que ofreció el Ayuntamiento a principios de mes sobre cómo ha afectado la medida al tráfico reflejaba un crecimiento de la demanda del transporte público de algo más de un 3% en días laborables y superior al 6% los festivos. Donde más se había notado esta tendencia, el descenso del tráfico y del uso del coche había sido en Gran Vía, con una disminución del 25,8% en días laborables.

¿Cuándo llegan las multas?

Quedan 71 días para los comicios del 26 de mayo y la incógnita que queda en el aire es cuándo comenzará a emitir las multas el equipo de Manuela Carmena (Ahora Madrid) a los ciudadanos por el coste electoral. El tiempo máximo que va desde que se comete una infracción hasta que se notifica en domicilio puede dilatarse hasta tres meses, tal y como establece la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial. Lo habitual es que no se demore más de tres semanas, dicen fuentes policiales.

La puesta en marcha del Área de PrioridadResidencial (APR) de Ópera que heredó Ahora Madrid supuso un quebradero de cabeza para Inés Sabanés. Comenzó a funcionar el 1 de noviembre de 2015 y a principios de 2016 se desató un aluvión de multas. Las quejas obligaron al Consistorio a anular todas las sanciones vía decreto y a suspender la APR hasta el 16 de marzo de ese año.