Un bombero de la Comunidad de Madrid trabaja en la zona quemada en Cadalso de los Vidrios
Un bombero de la Comunidad de Madrid trabaja en la zona quemada en Cadalso de los Vidrios - COMUNIDAD

Incendio de Cadalso: investigan si el fuego comenzó en una caseta de una finca por una negligencia

El lugar se encuentra en Almorox (Toledo) y devastó cerca de 2.300 hectáreas entre Cadalso y Cenicientos

MADRIDActualizado:

La investigación sobre el incendio forestal que ha arrasado 3.300 hectáreas, principalmente en la Comunidad de Madrid, apunta a que el origen puede encontrarse en una negligencia cometida, probablemente, en una caseta de una finca situada en la localidad toledana de Almorox. Fuentes del caso indicaron que, aunque se descarta que pudiera ser intencionado (es decir, con clara motivación incendiaria), lo más probable es que estuviera detrás la mano del hombre. Bien por el mal uso de alguna herramienta, tipo radial, o que se produjera un cortocircuito en la instalación. Los principales informantes consultados indicaron que no se le habría tomado aún declaración al propietario de la finca.

El fuego avanzó de manera muy rápida por la cercanía a matojos y pastos secos; a ello habría que sumar la tardanza de los servicios de emergencia de Castilla-La Mancha, que sí se mostraron más rápidos en actuar en otro fuego que no estaba en el límite con la Comunidad de Madrid. De ahí que haya cierto malestar porque, de las 3.300 hectáreas quemadas, unas 2.300 pertenecen a nuestra región, pese a que el fuego se inició en la provincia de Toledo y, si allí se hubiese trabajado con mayor rapidez, las consecuencias no habrían sido tan catastróficas. Se trata, no en vano, del mayor fuego en la región madrileña en lo que llevamos de siglo.

Una «reclamación conjunta»

Mientras continúan las tareas de refresco de la zona, el alcalde de Almorox, José Martínez, manifestó a Efe con respecto a la reclamación por los daños del incendio forestal que su municipio y el de Cadalso de los Vidrios han decidido hacer una «reclamación conjunta» entre todos los pueblos damnificados.

Según Martínez, este tipo de reclamaciones se realizan a nivel nacional y por ello solicitarán la intermediación de la Junta de Comunidades, de la Diputación de Toledo y de otras entidades para trasladar el daño medioambiental y a la fauna que ha provocado el incendio. «Hay todo tipo de animales de caza que se han visto perjudicados porque no tienen donde guarecerse, ya que está todo quemado», se lamentó.

El alcalde destacó «el talante de los vecinos», que ha cambiado después de días de preocupación y de ver cómo se quemaban sus fincas privadas. Dijo, además, que pedirá a las administraciones competentes una mayor prevención ante los incendios por tratarse de una zona de alto riesgo. «Esta zona es muy crítica por la irregularidad del terreno y por la gran cantidad de vegetación y bosque».

Indicó que el pueblo está situado de forma que en 15 minutos se puede pasar a tres comunidades autónomas distintas (Castilla-La Mancha, que es a la que pertenece Almorox, Comunidad de Madrid y Castilla y León), rodeada de mucho monte y «siempre en riesgo». Por tanto, el regidor señaló la importancia de intensificar las labores de prevención ante incendios forestales.