Rafael Sánchez Romero
Rafael Sánchez Romero - ABC

Imputado el alcalde de Pinto por una trama de espionaje contra la empresa de limpieza

Rafael Sánchez Romero, de Ganemos Pinto (Podemos), utilizó información confidencial de la adjudicataria para rescindir el servicio y remunicipalizarlo. Declarará ante el juez el 11 de marzo

MADRIDActualizado:

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Parla ha citado a declarar como investigado –antiguo imputado– al alcalde de Pinto, Rafael Sánchez Romero, por un delito de revelación de secretos. La juez, en un auto fechado el pasado 5 de febrero, llama al regidor de Ganemos Pinto, la marca municipal de Podemos, por urdir, presuntamente, una trama de espionaje contra la empresa encargada de la limpieza en la localidad, con el fin de rescindir el contrato y remunicipalizar el servicio. Sánchez Romero deberá explicarse el próximo 11 de marzo en calidad de presidente del Consejo de Administración de la empresa pública Aserpinto, junto al también investigado Luis Isidro Martín Cabañas, consejero del mismo ente y miembro de su comité de empresa.

Las supuestas irregularidades cometidas remiten a la pretensión del Ayuntamiento de revertir durante este mandato el contrato firmado con la UTE Valoriza-Gestyona en favor de Aserpinto, encargada de la limpieza y el mantenimiento de edificios públicos y viales.

Las últimas sanciones impuestas por el Consistorio a la adjudicataria, de 24.000 euros por falsear información y firmadas en el pleno del 31 de enero, son la punta del iceberg del plan desarrollado. El objetivo del alcalde, según las diligencias practicadas por la magistrada, no era otro que utilizar los expedientes para justificar una futura rescisión de la firma por irregularidades. Si el Sánchez Romero es el último eslabón de la cadena, el primero es una trabajadora de la propia UTE, que durante más de tres años envió sin autorización documentación confidencial y de exclusivo uso interno.

Una empleada utilizó ordenadores de la empresa para copiar archivos sobre los tiempos de respuesta y, posteriormente, enviárselos al consejero de Aserpinto

La investigación judicial comienza con una denuncia de los responsables de Valoriza-Gestyona, acaso recelosos de que su interlocutor siempre contara con información privilegiada sobre su gestión de la limpieza. Así, según ha podido saber ABC, encarga un informe a la empresa Lazarus Technology, especializada en informática forense y recuperación de datos. Tras el análisis de varios ordenadores de su oficina, concluye que su empleada mandó a Martín Cabañas diversos archivos que, presumiblemente, eran de sobra conocidos por el alcalde.

Según el rastro explorado, en uno de los equipos se conecta el usuario LFM, que coincide con las iniciales de una trabajadora. Con su sesión activa, se utilizan dos cuentas correo, una con coincidencia de apellidos. Además, en ese mismo ordenador se instalan dispositivos USB de almacenamiento, donde se copian dos archivos en formato Excel sobre el tiempo de respuesta en la recogida de enseres. Ese contenido, precisamente, fue uno de los argumentos del Consistorio para uno de los expedientes sancionadores.

Las indagaciones sostienen que desde ambas cuentas se enviaron, al menos desde el 17 de marzo de 2015, un gran número de correos a la dirección lmartin@aserpinto.com, que coincide con la inicial y el apellido de uno de los ahora imputados. Su contenido: los tiempos de respuesta de la recogida de enseres en Pinto. Estos archivos, señalan en la empresa, son de uso interno.

En la denuncia figura que junto a esos documentos se enviaron nombres y claves de usuarios; información referente a retenciones e ingresos de otra empleada; certificados de la finalización de la relación laboral de otro trabajador y, entre otros, la liquidación y el finiquito de otro asalariado. A pesar de su aparente participación, la juez no ha citado a L. F. M. ni como investigada ni como testigo.

La investigación señala que los correos se enviaron, al menos, desde el 17 de marzo de 2015 hasta agosto de 2018. Los archivos eran «de uso exclusivo interno»

Implicación del regidor

La implicación del regidor y el consejero por presunta revelación de secretos deriva de su papel en la empresa pública. Sin embargo, en el caso de Martín Cabañas va más allá. El informe sobre el espionaje señala que no solo fue el receptor de los correos, sino que en uno de ellos –enviado el 3 de diciembre– figura una foto de ambos.

El papel de Sánchez Romero es más evidente por ser el máximo responsable de la empresa pública, habida cuenta de que es el presidente del Consejo de Administración de Aserpinto. También, lógicamente, por la utilización de los archivos filtrados para expedientar a la adjudicataria del servicio de limpieza. En cualquier caso, el equipo de Gobierno anunció a primeros de mes que se aplazaba el decreto de resolución del contrato, presumiblemente porque no estaba justificado y podría ser susceptible de una reclamación por defectos de forma. «Hay suficientes sanciones como para armar un nuevo expediente», declaró el edil de Ecología, Raúl Sánchez.

Las sospechas también se asientan en que Aserpinto acordó en enero de 2018 que incorporaría a todos los trabajadores despedidos por la UTE que «hubiesen realizado acciones en defensa de los intereses del Ayuntamiento de Pinto», sin definir cuáles.

Repite como candidato

Rafael Sánchez Romero será el cabeza de lista de Ganemos Pinto para el próximo 26-M. El alcalde, ex de IU y militante de UGT, pertenece al Movimiento Izquierda Alternativa, un partido local enclavado en la amalgama de siglas que es esta plataforma. También constan partidos, como Podemos y Equo, y movimientos sociales de Pinto, como Socialmente Activas y Frente Cívico. Queda por determinar cómo se armarán para los nuevos comicios.