ABC

El festival Mad Cool se traslada a Ifema

La tercera edición, que se celebra del 12 al 14 de julio, deja atrás la Caja Mágica

MADRIDActualizado:

Mad Coolse emancipa de la que fue su casa durante las dos primeras ediciones de vida. El festival madrileño, que se celebrará del 12 al 14 de julio de 2018, abandonará la Caja Mágica, en Usera, para mudarse a un solar junto a Ifema, en Valdebebas. La organización ha apostado por multiplicar el aforo y el número de escenarios en un claro órdago a sus competidores directos: BBK Live de Bilbao, Primavera Sound de Barcelona o FIB de Benicasim, a los que doblará en capacidad.

Este nuevo emplazamiento, al que han denominado «Espacio Mad Cool», tendrá 100.000 metros cuadrados y acogerá hasta 80.000 personas. En años anteriores, el festival albergaba solo a 35.000 espectadores. «Este aumento de aforo responde a una necesidad de evolución y crecimiento cuyo objetivo es hacer de Madrid, de una vez por todas, una ciudad de referencia para la música en directo de gran formato», explican sus promotores. El traslado desde la Caja Mágica a estos terrenos de Valdebebas se produce después de una edición que estuvo marcada por la muerte del bailarín y acróbata Pedro Aunión tras precipitarse durante su actuación.

En este nuevo recinto, Mad Cool desplegará siete escenarios, dos más que en años anteriores. Se amplía así la oferta y la variedad de bandas para con el objetivo de satisfacer a las diferentes demandas del público. Además, el festival contará con una nueva y renovada zona de restauración. Tampoco renunciará a su característica noria y volverá a dar cabida a disciplinas artísticas con «Mad Cool Gallery» y el «Mercado del Arte».

Sobre la parcela en la que se asentará el festival madrileño, el Ayuntamiento proyecta crear un gran auditorio permanente. El Mad Cool será el aperitivo para la idea que dibuja el Consistorio y la Comunidad. Ifema quiere acondicionar este solar con gradas y un amplio escenario que permanezca en uso durante todo el año. Como informó ABC, el resto de la parcela se destinará a un gran centro de convenciones para 10.000 personas y a un centro comercial, con zonas de esparcimiento y gastronómicas para atender al volumen de personas que se espera que atraiga el futuro gran complejo de espectáculo y negocios.