Pedro Antonio R. L., de 42 años
Pedro Antonio R. L., de 42 años

El exprofesor del Colegio Maravillas acepta 13o años de cárcel tras reconocer los abusos a menores

El «Hermano Pedro» no podrá estar más de 15 años entre rejas tras alcanzar un acuerdo que rebaja el cumplimiento máximo de la pena, de 20 a 17 años, y a los que hay que descontar los dos que lleva en prisión provisional

MadridActualizado:

El exprofesor religioso del colegio La Salle Nuestra Señora Maravillas de Madrid Pedro Antonio R. L. ha aceptado hoy en el juicio una condena de 130 años de prisión tras alcanzar un acuerdo en el que reconoce los abusos sexuales y la elaboración de pornografía infantil.

Fuentes jurídicas han informado del acuerdo de conformidad alcanzado entre la Fiscalía y la defensa del religioso -que ha pedido «perdón a todos»- a los pocos minutos de arrancar la vista oral en la Audiencia Provincial de Madrid.

Dicho acuerdo supone no solo una rebaja de la condena, de 155 a 130 años, sino también del cumplimiento máximo en prisión, al pasar de los 20 años que solicitaba inicialmente el Ministerio Público a 17, a los que hay que descontar los dos que lleva en prisión provisional.

De esta forma, el excoordinador de Educación Primaria del colegio La Salle Nuestra Señora Maravillas de Madrid Pedro Antonio R. L., de 42 años y conocido en el ámbito académico como el «Hermano Pedro», no podrá estar más de 15 años en la cárcel.

Además, se ha establecido que, una vez concluya su reclusión en el centro penitenciario, entrará en vigor el protocolo de libertad vigilada del reo, quien estará obligado a acudir a cursos de educación sexual, todo ello bajo control de la autoridad judicial competente.

Como medida complementaria, el tribunal sentenciador ha dispuesto órdenes de alejamiento del sentenciado con cada una de sus víctimas una vez haya concluido su estancia en prisión, en conformidad con lo dispuesto en el artículo 57 del Código Penal. Así, el exprofesor no podrá acercarse a menos de 500 metros de cada uno de los perjudicados ni de sus domicilios ni centros educativos, ni comunicarse con ellos por cualquier medio.

Hechos juzgados

En el relato de los hechos, el fiscal indica que los hechos se produjeron entre el 7 de julio de 2013 y el 28 de agosto de 2016, fechas en las que el encausado elaboró pornografía infantil con las imágenes que tomó.

La Fiscalía indica que a partir del verano de 2013 con motivo de un campamento de verano en la localidad de Colado Mediano inició los abusos sexuales, que continuaron en otra actividad del centro que se celebró en Valdemorillo. También constan otros casos de abusos en otras salidas organizadas por el colegio en Granada y Valencia.

El acusado, según el Ministerio Público, realizó tocamientos en los genitales a los alumnos en sus dormitorios (generalmente cuando dormían) y realizaba fotografías con su teléfono móvil.