Fachada de la Torre y la Casa de los Lujanes, en la Plaza de la Villa
Fachada de la Torre y la Casa de los Lujanes, en la Plaza de la Villa - BELÉN RODRIGO

La Casa de los Lujanes de Madrid, el centenario torreón donde estuvo preso el rey de Francia

La Torre y la Casa de los Lujanes, del siglo XV, es el edificio civil más antiguo de la capital

MADRIDActualizado:

El retrato de Carlos III del pintor alemán Mengs se encuentra en una de las salas del interior de la Torre de los Lujanes, en la Plaza de la Villa de Madrid. Es una de las varias pinturas del Museo del Prado que fueron cedidas en el siglo XIX a la Real Sociedad Económica Matritense de Amigos del País, sociedad benéfico cultural fundada por el monarca de la Ilustración en 1775 y que desde 1866 tiene su sede en esta torre. De estilo mudéjar, tanto la torre como la casa continua componen el edificio civil más antiguo de capital, mandada construir por la familia Luján en 1494, que pertenecían al antiguo y poderoso linaje procedente de la aldea aragonesa de Luján.  «La familia de los Ocaña eran propietarios del terreno. Tuvieron problemas económicos y sus terrenos acabaron en subasta pública que fue cuando lo compró Álvaro de Luján para construir la casa y la torre», explica a ABC Enrique Fernández, miembro de la Junta Directiva de la Real Sociedad Económica Matritense de Amigos del País. Se trata de una construcción robusta de planta cuadrada, con tres alturas más una torreta que la corona con cubierta a cuatro aguas. La casa está diseñada en torno a un patio interior de forma cuadrada.  

La familia Luján permaneció en estos edificios hasta finales del siglo XVIII y pasó a ser propiedad de un marqués quien alquilaba habitaciones. «En una de ellas nació Federico Chueca, como nos recuerda la placa de la fachada», añade. La torre y la casa estuvieron a punto de ser derrumbadas, por su mal estado, algo que se evitó gracias a la intervención de la regente María Cristina. Entre las historias que se cuentan de esta torre está la de la posible estancia del rey Francisco I de Francia, como preso, después de la batalla de Pavía (1525).

No está totalmente comprobado pero así dice la tradición y aceptan muchos historiadores. «Yo defiendo que Francisco I estuvo preso en la torre unos 3 o 4 días, cuando vino a firmar el Tratado de Madrid para renunciar al Milanesado a favor de Carlos I. El militar encargado de traer al monarca, Hernando de Alarcón, era pariente de los Lujanes por lo que es probable que pasasen por aquí» afirma Enrique Fernández. Otra curiosidad de la torre es que en ella se alojó la estación de telégrafo óptico de la línea ferroviaria Madrid-Aranjuez a principios del siglo XX.

Salón de actos presidido por el retrato de Carlos III de Mengs
Salón de actos presidido por el retrato de Carlos III de Mengs - BEL+EN RODRIGO

Fue el gobierno presidido por el general O´Donnell quien adjudicó la casa y la torre a la citada sociedad quien desde unos años después comparte su sede con la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. La primera de ellas, la Real Sociedad Económica Matritense de Amigos del País, nació con el objetivo de enseñar a una entonces sociedad poco ilustre para conseguir más crecimiento económico. «Cuando Felipe V llega a España se le cae el alma a los pies. Considera que la población no estaba formada y no tiene base para su deseo de crecimiento económico y crea las Reales Academias», cuenta a ABC la presidenta de esta sociedad, Fátima de la Fuente del Moral. «Carlos III se da cuenta que las Reales Academias se dedican a la investigación y necesitaba asociaciones», añade. Surgió así esta sociedad, «muy progresista», con el lema «Socorre enseñando» que creó cuatro importantes escuelas: el colegio de Sordomudos, la escuela de Ciegos, la cátedra de Taquigrafía y la cátedra de Economía.  

Archivo de los siglos XVIII y XIX

Cuenta con una biblioteca de más de 8.500 libros y 10.500 documentos. «Conservamos documentos como la letra de Campomanes o el certificado de Larra, que estudió aquí», afirma la presidenta, la segunda mujer en ocupar este cargo. La primera fue su predecesora, Pilar Becerril Roca. Entre los muchos ilustres que fueron presidentes se encuentran Gaspar de Jovellanos, Godoy y Pascal Madoz. La sociedad ha vivido momentos importantes. «Ha contribuido mucho para la formación de la sociedad y se luchó contra el hambre a finales del siglo XVIII y principios del XIX, cuando se sirvieron las llamadas sopas económicas», cuenta Fátima de la Fuente del Moral.

Fátima de la Fuente del Moral, presidenta de la Real Sociedad Económica Matrietense Amigos del País
Fátima de la Fuente del Moral, presidenta de la Real Sociedad Económica Matrietense Amigos del País - BELÉN RODRIGO

Actualmente cuentan con 209 socios que pagan 100 euros al año de cuota y 240 amigos cuya aportación es de 20 euros. «Tenemos ingresos de distintas actividades, como centro de examen, alquiler de salas y las visitas guiadas. Una pequeña subvención municipal nos permite elaborar el calendario de exposiciones», explica la responsable de esta institución sin ánimo de lucro donde los miembros de la Junta Directiva no son retribuidos por su trabajo. Se accede a las instalaciones de esta institución por el número 2 de la calle del Codo.

El programa de actividades culturales es muy intenso. Conciertos, teatro, charlas, cine... «Es un ambiente muy fraternal», subraya la presidenta. Entre las próximas novedades revela que se van a llevar a cabo exposiciones en el exterior con la documentación que posee la sociedad. En las estanterías encontramos la tercera edición completa de la I Enciclopedia de la Ilustración de Diderot y D´Alambert. El archivo de los siglos XVIII y XIX que se conserva es de gran interés histórico. El salón de actos (donde está el cuadro de Mengs), los despachos y el zaguán están adornados con retratos de presidentes y socios eméritos de la entidad y con 13 cuadros que fueron cedidos en depósito por el Museo del Prado entre los que se encuentra un Bassano.

Vecina de esta sociedad es la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, fundada en 1857, un foro de encuentro de los saberes sociales, económicos, filosóficos, políticos y jurídicos. En la Casa y Torre de los Lujanes se realizan los plenos semanales de estudio y debate académico, donde se encuentra la biblioteca con más de 110.000 fondos de consulta para investigadores y donde se realizan las conferencias, presentaciones y actos abiertos al público.

Entrada a la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas
Entrada a la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas - BELÉN RODRIGO