Carmena da 3 euros por cada chino, 0,50 por musulmán y 0,05 por católico

El Ayuntamiento destina casi la misma subvención a comunidades tan dispares entre sí en número de miembros

MadridActualizado:

La equiparación económica que el Ayuntamiento de Madrid ha previsto para la Semana Santa, el Año Nuevo chino y el Ramadán no atiende a criterios proporcionales con respecto al volumen de la comunidad a la que se entrega. Según las partidas presupuestadas por el Consistorio, a cada católico en Madrid le corresponden menos de 0,05 euros de los 178.000 asignados para su fiesta; mientras que a cada musulman le pertenece algo más de 0,50 y a cada chino unos 3 euros, con 150.000 euros entregados a los dos últimos colectivos. Dado que Madrid capital centraliza una parte importante de las tres celebraciones, tanto a nivel cuantitativo como cualitativo, los cálculos se han hecho en base a los últimos datos disponibles de cada confesión o grupo en la Comunidad de Madrid.

Según el CIS, el potencial de madrileños católicos que puede acudir a los próximos actos de Semana Santa asciende a 4 millones, algo más del 62% de la población regional. No obstante, este puede ser todavía mayor, ya que la capital recibe turistas de todo el mundo en esas fechas. En este supuesto, la cantidad asignada por el Gobierno de Manuela Carmena no alcanzaría los cinco céntimos (0,045) para cada visitante, pero si el análisis se centra únicamente en los creyentes de Madrid como municipio, se supera ligeramente esta cuantía (0,051). Así, el Arzobispado de Madrid contabiliza que el 70% de los habitantes del municipio son católicos, a tenor de su último registro publicado, de 2014; y calcula que en el mismo periodo se celebraron en la ciudad 18.480 bautizos, 6.691 confirmaciones, 16.486 primeras comuniones y 3.510 matrimonios.

Como ya informó ABC, el Ayuntamiento equiparó en un primer momento las tres celebraciones con 150.000 euros a cada una, pero finalmente la Semana Santa recibirá 28.000 euros más, llegando a 178.000, sin que las otras hayan sido modificadas. Los presupuestos de 2016, elaborados por el área que dirige Carlos Sánchez Mato, han sido los primeros que han incluido una partida para el Año Nuevo chino, que se celebró en febrero, y para el Ramadán, el ayuno musulmán que tendrá lugar el próximo mes de junio.

En el último precedente, el Consistorio de Ana Botella destinó 215.956 euros a la Semana Santa, con la explicación de que solo subvencionaba esta festividad por ser la referente a la religión predominante (el 78% de los templos de España son católicos).

Menos numerosos

Siguiendo el mismo criterio, a cada miembro de la comunidad musulmana de Madrid le corresponde poco más de medio euro (0,53) de los 150.000 recibidos. Según datos del último Estudio Demográfico de la Población Musulmana, de febrero de 2016 y elaborado por la Unión de Comunidades Islámicas de España (Ucide), en la Comunidad habitan 278.976 musulmanes, de los cuales 111.787 son extranjeros y 167.189 de nacionalidad española. Aunque el estudio no cifra el número de practicantes en la capital, sí la destaca como una de las ciudades más pobladas de España en ese sentido.

El caso de la comunidad china es la que presenta una cifra mayor por cada habitante, ya que es el colectivo menos numeroso. El Instituto Nacional de Estadística cifra en 49.831 los chinos que viven en la región, por lo que la asignación presupuestaria del Ayuntamiento es todavía más desproporcionada. Con los mismos 150.000 euros, el presupuesto asignado es de 3 euros por cada miembro de esta comunidad. Las calles del barrio de Usera se convirtieron en el epicentro de la fiesta en la capital, que, según datos del Ayuntamiento sobre población extranjera, cuenta con 33.219 chinos.