El conselleiro de Economía, Francisco Conde, con los representantes de los concesionarios
El conselleiro de Economía, Francisco Conde, con los representantes de los concesionarios - XUNTA
ECONOMÍA

En 15 días se activan las ayudas de la Xunta para renovar el automóvil

Los beneficiarios ahorrán hasta 1.500 euros por la compra de coches diésel o gasolina

SantiagoActualizado:

Las ayudas de hasta 1.500 euros para renovar el automóvil podrán empezar a solicitarse ya el próximo 24 de julio. Respondiendo a la demanda de los concesionarios gallegos, la Xunta adelanta el plazo, previsto inicialmente para el día 30. El Gobierno autonómico pretende con la medida sustituir unos 2.000 coches de más de diez años de antigüedad. El objetivo es doble. Por un lado se busca rejuvenecer el parque de vehículos de la Comunidad poniendo en las carreteras coches menos contaminantes. Por otro, animar las ventas, que llevan once meses de caídas consecutivas.

El conselleiro de Economía, Empleo e Industria, Francisco Conde, mantuvo esta maña en Santiago de Compostela una reunión con los representantes de los concesionarios gallegos para abordar los detalles de un programa que el pasado viernes anunció el presidente de la Xunta. Hasta el momento hay ya 64 puntos de venta adheridos y todavía continúa abierto el plazo.

Las ayudas están dirigidas principalmente a particulares, pero también se destinan a autónomos y empresas. Podrán solicitarse hasta el próximo 15 de octubre, pero la resolución será por orden de llegada de las peticiones y cuando se agote el presupuesto previsto se acabarán. Los beneficiarios recibirán entre 1.000 y 1.500 euros siendo el requisito principal contar con un coche de más de 10 años de antigüedad con la ITV en vigor y que el solicitante haya sido titular del coche durante por lo menos un año. El vehículo que se adquiera no puede superar un precio de 40.000 euros. A diferencia del plan Moves del Gobierno central, con subvenciones para la compra de vehículos eléctricos, el programa autonómico incluye coches diesel y gasolina. Eso sí, tendrán que ser eficientes energéticamente y contar con un límite de emisiones en el caso de turismos de hasta 120 gramos CO2/kilómetro. Para las furgonetas, las emisiones no podrán superar los 137 gramos CO2/kilómetro.

Según explica la Xunta en un comunicado, el conselleiro incidió en que las tecnologías del diésel y de gasolina son eficientes y pueden seguir apoyándose en un proceso de transición energética que, en sus palabras, tiene que ser «progresivo, justo, ordenado y con sentido común». Recordó además que estas ayudas son compatibles con el apoyo a los vehículos eléctricos e híbridos y que el plan Moves tiene un presupuesto de 2,6 millones en la Comunidad.

Conde resaltó también que la actuación va encaminada a apoyar a la industria gallega de la automoción ante «las incertidumbres» que en el sector energético está generando el Estado, que provocan dudas a los consumidores. El sector aporta en la Comunidad gallega más de 20.000 puestos de trabajo, con la factoría de PSA a la cabeza y una potente industria de componentes detrás.