Imagen de unos zapatos fabricados por Tempe
Imagen de unos zapatos fabricados por Tempe - ABC
Economía

Tempe, la empresa de Elche que hace el calzado de Inditex para todo el mundo, bate su récord de ventas

La compañía rozó los 1.250 millones de facturación en 2017 aunque redujo su beneficio

VALENCIAActualizado:

Tempe, la filial del gigante de la distribución Inditex ubicada en la localidad alicantina de Elche que diseña, comercializa y distribuye el calzado y los complementos de sus cadenas comerciales, volvió a batir récord de ventas con cerca de 1.250 millones de euros durante 2017, según la documentación remitida por el gigante gallego a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, la firma de calzado alcanzó unas ventas de 1.246 millones de euros, lo que supone un incremento del 0,64% respecto al ejercicio precedente, que cerró con una cifra de negocio de 1.238 millones de euros.

Pese a su anonimato, esta compañía es la responsable del diseño, comercialización y distribución de todos los zapatos y productos de marroquinería que se venden con las etiquetas de Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe.

La empresa, fundada en 1989, tiene su centro en Elche y desde aquí se envían más de 71 millones de pares de zapatos al año -según los datos de 2015- a todas las tiendas con las que Inditex cuenta en el mundo.

La compañía, en la que Inditex posee el 50% del capital, registró un beneficio neto de 81 millones de euros en 2017, un 14,7% por debajo de los logrados un año antes, según datos de la firma.

Los servicios centrales y logísticos de Tempe se encuentran ubicados en uno de los principales núcleos de producción de calzado de España, Elche (Alicante). Además cuenta con filiales repartidas por México, Brasil, Suiza y China, en las que el gigante gallego posee también el 50%.

Durante el ejercicio 2017, el grupo Inditex percibió 21 millones de euros de Tempe, propiedad en el otro 50% del empresario Vicente García Torres, en concepto de dividendos en 2017, por debajo de los 27 millones de euros del ejercicio precedente.

El margen bruto de la filial de calzado de Inditex ascendió a 288 millones de euros en 2017, por debajo de los 308 millones de euros contabilizados un año antes, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) se situó en 92 millones de euros, un 21% por debajo de los 117 millones de euros de 2016.

Inditex registró un beneficio neto de 3.368 millones de euros en su año fiscal 2017-2018 (del 1 de febrero de 2017 al 31 de enero de 2018), lo que supone un incremento del 7% respecto al ejercicio anterior.

Las ventas del grupo se situaron en 25.336 millones de euros, un 9% más, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 5.277 millones de euros, frente a los 5.083 millones de un año antes, un 4% más.