Esteban González Pons, en una imagen de archivo
Esteban González Pons, en una imagen de archivo - MIKEL PONCE
Política

González Pons se descarta como candidato a la alcaldía de Valencia pese a ser el favorito en la encuesta del PP

Su entorno admite que daba por hecho que sería el cabeza de lista antes del congreso de los populares europeos en Helsinki

VALENCIA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«No hay nada decidido», repiten y repiten responsables autonómicos y nacionales del PP sobre el candidato a la alcadía de Valencia ante un retraso en el nombramiento que no evita que continúen las especulaciones. Como ha publicado ABC, la encuesta encargada por la dirección nacional dejó como claro favorito al portavoz popular en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, con un alto grado de conocimiento entre las personas consultadas. Le sigue la diputada María José Catalá a cierta distancia aunque con un «aprobado» y, ya en los últimos lugares y con una considerable diferencia, el parlamentario Vicente Betoret y el presidente de la gestora en la ciudad, Luis Santamaría.

Los resultados eran lógicos y esperados. «No hacía falta hacer un sondeo para comprobar lo que ya sabíamos», comentan algunas voces del partido después de que haya trascendido el resultado aproximado. Aunque no es vinculante, sí era considerado de importancia por Génova ante la cercanía de las elecciones en 2019.

La encuesta coloca a González Pons como el mejor número uno y así lo ven también desde la dirección nacional. Pero no el propio aludido. En su entorno realizan el mismo análisis de las últimas semanas. Tras la marcha de la exministra María Dolores de Cospedal (que desactivaba sus opciones de encabezar la lista de Europa), sus pretensiones son elevadas.

El congreso de Helsinki proclamaba al alemán Manfred Weber aspirante a liderar la Comisión Europea y Pons asumía la presidencia en funciones de los populares. Un cargo que podría ocupar formalmente después de las elecciones y convertirse en el primer español al frente del grupo parlamentario del Partido Popular Europeo (PPE) en la Eurocámara.

Esta notable carrera en Bruselas es la que él tiene como prioridad, tal como ha venido manifestando al sonar como alcaldable. Siempre ha tratado de autodescartarse, aunque en sus últimas declaraciones de octubre rebajaba la rotundidad de la negativa para afirmar que si Pablo Casado le pedía otra cosa no iba a anteponer sus intereses a los del partido.

La afirmación se interpretó como que asumía finalmente que su futuro próximo estaba en Valencia, pero la situación ha cambiado. «Antes del congreso de Helsinki era la primera opción para la alcaldía, pero después del cónclave es la última», aseguran desde su entorno.

Voces del partido, sin embargo, siguen sin descartarlo pese a su relevancia en Europa al entender que precisamente por su peso y reconocimiento tendría más opciones de recuperar el Ayuntamiento.

¿Y el plan B?

Las alternativas no parecen del todo claras. Se apunta a que en la terna final se encuentran entre tres y cuatro nombres. Uno de ellos podría ser María José Catalá, quien además sale bien parada en la encuesta. Aun así, no existe ninguna confirmación oficial al respecto.

Isabel Bonig ya ha trasladado sus preferencias de independientes, que tampoco han trascendido. Como ha venido informando este periódico, los que circulan son el director de Cáritas, Ignacio Grande; el expresidente del Consell Jurídic Consultiu Vicente Garrido; la fiscal Sandra Bonet, conocida por su trabajo en el caso del accidente de metro ocurrido en Valencia en 2006; o el presidente del Levante UD, Quico Catalán. A este último ya lo sitúan fuera pese a que haya sido una opción real. También podría haber algún nombre que ni siquiera se sepa por ahora. «Génova se resiste por este tipo de perfil que propone Isabel, pero descartado al 100% tampoco está», señalan fuentes de la formación.